FANDOM


Jefe Responsable
Información
Número 1
Código de producción 1DF01
Chiste del cartel 1 día sin accidentes
Chiste del jardín Victoria corta el pasto

Jefe Responsable es el primer episodio de la primera temporada.

Jimmy trata de impedir que Paula se valla de viaje en su fiesta de 16 años, que Gastón valla a un boliche solo y que Manu vaya a una playa, pero Victoria se empeña en detenerlo.

GuiónEditar

[Casa de los Refers: habitación de Jimmy y Victoria. Los dos están durmiendo. Jimmy se despierta.]

Jimmy: Amo despertar y darme cuenta que es fin de semana, sin la ayuda del despertador, solo la luz del sol. Todo está calmado. [Se levanta] Un nuevo día ha comenzado y estoy listo para vivir mi vida normal como nunca... Despues del desayuno. [Se escuchan a los chicos gritando.] Ay, ¿qué estaba pensando cuando decidimos tener hijo? [Ríe] Estoy bromeando, nunca decidimos tener hijos, solo llegaron. Ay, debo dejar de hablar solo.

[Living: Gastón y Paula se están peleando por el control remoto. Entra Jimmy.]

Jimmy: Oigan, ¿qué pasa? Saben que los fines de semana son para disfrutar. Sobretodo si se trata de mí disfrute.

Paula: Están dando los desfiles de verano de Mar del Plata.

Gastón: Pero yo quiero ver mis programas.

Paula: ¡¿A las 9 de la mañana?!

Gastón: ¡Sí!

Paula: ...Bueno, toma el control. [Le da el control] Vamos, pon tus programas.

Gastón: Lo haré.

Paula: Estoy esperando.

Gastón: ...Ay, no hay nada. [Le da el control.]

Paula: [Cambia de canal] ¡Ay, sí! Desearía que mi padre tuviera suficiente dinero para tener uno de esos vestidos. [Jimmy la mira] ¡Sí, tú!

Jimmy: Paula, tu fiesta de cumpleaños fue ayer, tu cumpleaños fue ayer, ¿por qué sigues feliz?

Paula: Porque ya decidí qué quiero de regalo.

Jimmy: ¿Uno de esos vestidos? ¿Ya no te gusta la ropa de Cheeky? También tienen ropa de adolescentes.

Paula: Papá, acabo de cumplir 16 años y prometiste que tendría el regalo atrasado de 15 años. 1 año atrasado, qué familia.

Jimmy: 0h, ya recuerdo, se reduce a una fiesta y un viaje ¡Por favor, dime que elejiste la fiesta!

Paula: No, elejí el viaje.

Jimmy: ¡Oh, por favor, Paula, haz una fiesta! No me preocupa el dinero, solo que no quiero que te vayas lejos tanto tiempo.

Paula: Lo siento, papá, ya decidí. Me iré a Bariloche con todos mis amigos y punto.

Jimmy: ¡¿Bariloche?! Pero eso está a... [Agarra un celular y empieza a teclear.] ¡Rápido, Google!... ¡900 km.!

Gastón: No debí enseñarle cómo usar ese celular.

Paula: Vamos, papá, ¿a qué le tienes miedo? No me acercaré al borde de ninguna montaña cuando esté en la punta.

Jimmy: Ni si quiera vas a subir a una montaña. De hecho, no irás a Bariloche ¿Por qué no elijes un lugar que esté más cerca? Como... Mar del Plata. No, más cerca... La Matanza.

Paula: Sueñas.

Jimmy: Oh, de acuerdo, Paula, lo que te haga feliz me hace feliz. [Paula se va.] ¡Victoria!

Vicoria: [Entra Victoria] ¿Qué pasa, Jimmy? Sabes que no me gusta que los chicos me vean la cara cuando recién me despierto.

[Gastón sale corriendo.]

Jimmy: Paula elijió el viaje.

Victoria: ¡Ay, qué bien! Seguro la pasará de maravilla.

Jimmy: ¡Pero estará fuera por por lo menos una semana!

Victoria: Tiene 15 años, no tiene nada de malo. Sé que como padre te preocupa, pero tienes que acostumbrarte a no verlos tanto.

Jimmy: ¿Por qué nunca estás de acuerdo con lo que digo, y Paula tampoco?

Victoria: Ella heredó mi capacidad de desafiarte.

Paula: [Viene corriendo y se pega a la cara de Jimmy.] Yo iré a ese viaje. [Se va.]

Jimmy: Vaya, puede convencerme. ¿Qué heredó Gastón de ti?

Victoria: Mi ingenio y habilidad para hacer cosas.

Jimmy: ¿Y de mí?

Victoria: Tus tonterías y la capacidad de creerle a cualquiera. Ambos son ingenuos.

Jimmy: ¿Y qué heredó Paula de mí?

Victoria: Tu perceverancia. Tu seguirás impidiendo que se vaya pero ella lo logrará porque aunque ambos son perceverantes, tú eres tonto.

Jimmy: Bueno, ¿qué más heredó Paula de tí?

Victoria: Mi firmeza.

Jimmy: Oh, sí, firmeza para dar órdenes y firmeza de senos... [Los dos se quedan en silencio] ¿Qué estaba diciendo?

Victoria: Que Paula no se irá de viaje.

Jimmy: Ah, sí. Escucha, sé que otros padres estarían felices de tener una casa libre de hijos, pero no soporto la idea de que Paula se vaya tan lejos, sin supervisión. Si se consigue un nuevo novio, yo no estaré allí para impedir que tengan sexo.

[Cocina. Todos están sentados comiendo el desayuno.]

Manu: Si los americanos probaran el dulce de leche, nos robarían la receta y dirían que lo inventaron ellos. Así hicieron con McDonald's, le robaron la idea a los escoseses. Un americano no tiene "Mc" en su apellido. Como sea, Paula, ¿puedo ir contigo a Bariloche?

Paula: No, no puedo llevar a un gato en el colectivo.

Manu: Pero siempre quise tocar la nieve.

Paula: ¡No!

Manu: Bueno, tendré que conformarme con el hielo del freezer. [Mete la cabeza en el freezer] ¡Uy, sí, estoy en Bariloche! Vaya, tengo hamburgesas congeladas para comer.

Jimmy: ...Así que... Paula, ¿cuándo... te estarías llendo?

Paula: Hoy.

Jimmy: ¡¿Qué?! Pero, pero, nadie me dijo de esto. ¿Por qué tiene que ser tan rápido?

Paula: Este es mi regalo de 15 años, llegó 1 año tarde. Y no te lo dije porque sabía que te exaltarías. Pero no puedes hacer nada, el colectivo llega hoy a las 3 de la tarde y ya está todo arreglado.

Gastón: Papá, ¿qué problema tienes con que Paula salga sola? Hoy iré a bailar con mis amigos.

Jimmy: Eso es diferente, tú te quedas dentro de los límites de la provincia. Espera, ¿a qué club irás?

Gastón: Te lo diré, pero si te llego a ver espiándome por la ventana, dejaré la escuela. Iré al Club Dance, Sing, Dance.

Jimmy: ¡¿El Club Dance, Sing, Dance?! ¿Estás loco? Ahí fue donde esos jóvenes fueron asaltados y golpeados. Está a una cuadra de una villa, y sabes cómo odio a esa gente.

Paula: Papá, eso es discriminación.

Jimmy: La discriminación está de moda.

Manu: [Sale del freezer con una hamburguesa congelada en la mano] ¡Uy, el Club Dance, Sing, Dance! Ese es un lugar perfecto para bailar y cantar. Dance es bailar y sing es cantar. Oye, Victoria, debes cambiar de carnicería, estas hamurguesas son tan duras congeladas y cocinadas.

Victoria: Lo siento, pero la Carnicería de la Esquina es la que está más cerca. Y tú, Jimmy, deja de entrometerte en la vida de los niños. Si por alguna razón uno de los dos no llega a sus destinos, sabré que es por ti, y me teñiré el cabello de castaño. Y tú sabes que el sexo castaño no es lo mismo que el sexo rubio. ¿Conoces el rumor de que las castañas le dan más garra en la cama? Es mentira.

Manu: Uy, Jimmy, hazle caso, es rubia.

Jimmy: Bueno... de acuerdo. Paula, Gastón, pueden ir a divertirse.

Manu: ¡Ay, qué maravilla! Ya que estás tan permisivo, hoy tenía pensado ir a la playa de Vegavilla para socializar con los humanos. Jugar voley, tejo, andar en cuatriciclo atropellando personas y huyendo, jugar en las olas y sacarle las mayas a la gente, tirarme en la arena y mirar a las mujeres.

Jimmy: ¿Qué? No, sabes que un gato no puede hablar con humanos.

Manu: ¡Yo hablo con ustedes y hasta ahora los federales animales no se enteraron!

Jimmy: No solo por la ley, si no por la lógica. Es decir... ¡por favor! Caminar y hablar como humano entre los humanos siendo un gato. Sabes que no está bien. Nosotros lo sabemos y ese secreto se queda entre nosotros. Definitivamente no irás a la playa.

Manu: ¿Sabes qué eres, Jimmy? ¡Un aplastador de sueños! [Llora] Eso y un hijo de... [Tapado] Te voy a decir una cosa, Jimmy. Esta vez no te escucharé. ¡Iré a la playa lo quieras o no!

Jimmy: ¿Desde cuándo esta familia se volvió tan desafiante?

Victoria: Desde que tú empezaste a actuar como un idiota. Mas o menos desde el día en que nos casamos. Ya en nuestra luna de miel me pedías que te planche las camisas. Y tampoco querías que hable con el portero del hotel. Tal vez Manu no pueda ir a la playa, pero tus hijos son adolescentes y tienen que salir con sus amigos.

Jimmy: ¡Está bien, está bien! Quedó claro, no me interpondré en la vida de mis hijos. [Todos se van] Ni Paula ni Gastón saldrán hoy. Voy a impedir sus salidas, cueste lo que cueste.

Manu: Vaya, sí eres perseverante.

Jimmy: ¿Qué?

Manu: Que eres perseverante. ¿No hablabas conmigo?

Jimmy: No.

Manu: Ah, te vi hablando solo y creí que siendo el que estaba más cerca, hablabas conmigo.

[Habitación de Paula. Paula está sentada en su cama y suena su celular.]

Paula: Antonella... ¿estás abajo? ¿Por qué no tocas el timbre? [Suena el timbre] ¿No es más fácil?[Living. Abre la puerta y están Antonella y Carolina] Hola, chicas, ¿trajeron sus cosas?

Antonella: Sí, ¿dónde las dejamos para que tu hermano no las toque?

Paula: Déjenlas sobre el librero.

Carolina: [Ella y Antonella dejan sus balijas sobre el librero] En una hora llegarán los demás, estoy tan emocionada, me sentí tan libre al decirle a mis padres "¡estaré fuera sin que me molesten!" Ay, me encanta. Tengo libertad.

Paula: Si, la libertad no es algo que se encuentra en mi casa. Mi papá quiere impedir que me vaya de viaje y hace lo que sea. En este momento nos está espiando desde la cocina. [Se muestra a Jimmy mirando desde la cocina. Se va] Vamos, hay que planear lo que haremos cuando llegemos. [Las chicas suben por la escalera y escuchan un ruido. Cuando miran, Gastón está debajo de el librero que se cayó.]

Gastón: Eh... Quería alcanzar un libro que estaba en el estante superior. Ya saben, la "Ley de Murphy", je.

[Habitación de Manu. Manu está comiendo un pan con dulce de leche. Se le cae boca abajo.]

Manu: Murphy ataca de nuevo. [Jimmy viene por las escaleras] Ay, Jimmy, ¿qué me cuentas amigo? Estaba preparando las cosas que llevaré a la playa.

Jimmy: Eso es lo que vine a hacer aquí: impedir que vayas a la playa. ¡Uy, pan con dulce! [Lo agarra]

Manu: ¡No, se cayó...! [Lo muerde] Está bien, cómetelo. [Suspira] Soy como Alf, vivo en el ático y no puedo hablar con otros humanos que no sean mi familia. Como sea, él no los obedecía y yo tampoco. ¿Dónde está el juego de tejo? Generalmente las cosas de playa aparecen cuando es verano. Ya estamos en verano y no veo ningún artículo de playa. Oye, ¿sabes de qué me di cuenta? Paula se va a la nieve en verano. Si cuando llega Bariloche está derretido será su culpa. Bueno, ¿dónde está el tejo?

Jimmy: ¡Tú no irás a la playa, Paual no irá a Bariloche y Gastón no irá a ese club! [Se escuchan voces]

Manu: [Sale al balcón] Parece que los amigos de Gastón llegaron, se te está acabando el tiempo, amigo. Ay, la pelota de voley, aquí estaba. [Agarra la pelota de voley] Ya solo falta el tejo. ¿Dónde está?

Jimmy: ¡Ay, no! [Se va]

Manu: Recuerda el cabello de Victoria. Después no te quejes si llega con cabello castaño y no disfrutas de un sexo genial.

[Comedor. Gastón abre la puerta trasera y Tom y Luciano entran. Luciano entra con ropa de disco.]

Gastón: ¡Chicos! Tenemos que escojer la ropa apropiada para vernos bien esta noche... Luciano, ¿qué te pusiste?

Luciano: Es la ropa que usaré esta noche, perfecta para bailar.

Tom: Yo ya me cansé de remarcarle esas cosas, así que hazlo tú.

Gastón: Luciano, estamos en el 2011, no en los 80. Iremos a un boliche, no al Estudio 74. ¿Cuál es tu problema?

Luciano: No es mi culpa que el armario de mi padre esté lleno de estas cosas.

Gastón: Como sea, vamos. Tú te sacarás eso.

Jimmy: Esa ropa me recuerda a mis salidas cuando era adolescente. Iba a lugares seguros cerca de mi casa y ya tenía pelos en las axilas y entrepierna.

Manu: [Pasa por atrás y entra en la cocina] Yo tengo pelo por todos lados. [En off] ¡Ay, encontré el tejo! [Sale] Deja de hablar solo.

Victoria: No estarás espiando a los chicos, ¿o sí?

Jimmy: No, solo... me aseguro que Manu no vaya a la playa.

Victoria: Genial. Lo haría yo pero quiero que te mantengas ocupado. Recuerda que impedir que un gato parlante sea visto entre humanos es más importante que impedir que tus hijos sean felices, porque eso está mal. Y si lo haces, sabes lo que pasará.

Manu: Cabello castaño y sexo no emocionante.

[Habitación de Paula. Paula y sus amigas están sentadas en la cama viendo folletos de Bariloche.]

Antonella: Bariloche debe estar lleno de chicos lindos. Imagina que subamos en el teleférico y se trabe en el camino.

Paula: Se convertiría en una orgía dentro del teleférico. [Todas se ríen. Jimmy las espía desde la puerta.]

Jimmy: Están hablando de orgías.

Carolina: Como sea, ¿cómo es el hotel donde nos quedaremos? ¿Lujoso?

Paula: Claro que sí, tengo estas entradas especiales que conseguí con descuento. Sin ellas, tendríamos que dormir en la calle.

Jimmy: Eso es, si les quito esas entradas, no podrán dormir en el hotel, y como Paula es una chica a quien le gusta los lujos, no querrá dormir en la calle y no irá a Bariloche. ¡Es perfecto! Ahora, veamos cómo arruinar la salida de Gastón. [Va a la habitación de Gastón y los espía a él y sus amigos desde la puerta.]

Gastón: Lo más importante es vernos bien para impresionar a las chicas.

Tom: No, ustedes harán eso, yo ya me veo bien.

Luciano: ¿Y qué pasa si nos vemos ridículos?

Gastón: No iremos, no quieron avergonzarme a mí mismo porque visto raro.

Jimmy: Solo tengo que hacerlos ver tontos y así no irán.

Manu: [Pasa con unas reposeras y con la pelota de voley] ¿Sigues arruinando la felicidad de tus hijos?

Jimmy: ¡Oye, ven aquí con esas reposeras! [Manu le tira la pelota de voley en la cara, rebota, la agarra y se va.] Bueno, ahora a conseguir esos boletos de hotel.

[Paula sale de su habitación y Jimmy se choca con ella.]

Jimmy: Ay, lo siento, Paula. [Le saca los boletos] No me di cuenta.

Gastón: ¡Vamos a comer helados! [Corre con sus amigos, choca a Jimmy y le tira los boletos.]

Paula: ¡Los boletos! ¿Quisiste sacármelos? [Agarra los boletos.]

Jimmy: ¡No, no, no! No quería sacarte los boletos, porque hacer eso sería arrancarle la felicidad a mi hija que no quiere tener una fiesta divertida en vez de un viaje a una ciudad que está lejos y donde hay teleféricos en donde se pueden desarrollar orgías... ¡Dame esos boletos!

Paula: ¡Jamás! [Sale corriendo.]

Manu: [Con pistolas de agua] Paula 1, Jimmy 0.

Jimmy: ¿Me prestas esas pistolas? ¿Se pueden rellenar con otra cosa?

Manu: Claro, pero devuélvemelas más tarde. Las usaré para provocar a fortachones y luego denunciarlos a la policía. Solo para divertirme. [Le da las pistolas.]

[Cocina. Jimmy abre la heladera y saca un tarro de mostaza. Llena las pistolas de agua con mostaza, dispara una contra un sandwich y le da una mordida. Se pone en una pose heroica.]

Jimmy: Hora de alejar a mis hijos de problemas.

Manu: Te ves ridículo. [Jimmy le dispara.]

Victoria: [Entra] ¿Qué haces con esas pistolas de mostaza? ¡Quieres detener a los chicos! ¡Pues no te dejaré hacerlo! [Le apunta] Y no creas que te saldrás de esto disparándome. [Salta sobre Jimmy pero él la esquiva.]

Jimmy: Lo siento, Victoria, sé que estoy poniendo en riesgo el color de tu cabello, pero no dejaré que mi hija se vaya de viaje sola y que mi hijo vaya a un club cerca de una villa. [Se va.]

Victoria: La guerra ha comenzado.

[Patio delantero. Gastón y sus amigos comen helados con ropa de baile.]

Tom: Nos vemos bien. O nos veremos bien cuando terminemos de comer los helados, porque es algo tonto.

[Jimmy abre la puerta y sale.]

Gastón: Papá, ¿qué haces con pistolas de mostaza?

Jimmy: Protegiéndote. Si sus trajes se ensucian, no podrán ir al club.

Gastón: No te atreverías.

Jimmy: Obsérvame.

[Jimmy dispara en cámara lenta al estilo "Matrix" y Gastón esquiva los tiros. Tom los esquiva saltando y Luciano usando a un hombre como escudo. Entran a la casa.]

Jimmy: No puedo creer que fallé.

Hombre: Oigan, ¿acaso están haciendo un remake de "Matrix"? Porque yo me parezco algo a Keanu Reaves, el que hace del protagonista, podría ser un doble.

Jimmy: [Le dispara] No tengo tiempo para esto. [Entra.]

[Living. Jimmy se encuentra con Paula y sus amigas, quie lucen sorprendidas.]

Jimmy: Oh, te tengo atrapada.

Victoria: No tan rápido. No dejaré que impidas que... [Jimmy le dispara.]

[Al estilo de "Indiana Jones", Jimmy persigue a Paula por toda la casa mientras ella esquiva los disparos de Jimmy. Al final, Paula ve que la puerta del garage está abierta y corre hacia ella. Jimmy usa el control de la puerta para hacer que se cierre. Paula corre por abajo y escapa. Jimmy se enoja y ve a Gastón pasar por atrás y lo persigue hasta la habitación de Victoria y Jimmy.]

Jimmy: ¿Qué prefieres, Gastón? ¿Tener una pijamada segura en tu casa o estar expuesto a la suciedad y la violencia de una villa?

Gastón: La villa. Espera, ¿dijiste pijamada?

Jimmy: Sí.

Gastón: Pero, ¿qué crees que somos niños americanos? Aquí no se hacen pijamadas, papá.

Jimmy: Bueno, lo dije como un ejemplo. Está bien, sé que no se hace aquí, pero no se me ocurrió otra cosa. Ahora, prepara para ser mostazado... o lo que sea. [Paula lo patea y Gastón se escapa] ¡Paula!

Paula: Todo niño tiene derecho a divertirse, incluso Gastón.

Manu: [Revisa el armario y saca una zunga y un traje de playa] Oye, Jimmy, ¿qué te parece que es mejor para llevar a la playa? Te lo prgunto porque tu sabes mucho de tangas, je, je.

Jimmy: ¿A qué te refieres? Oh, ¿estuviste espiándonos a mí y a Victoria la otra noche?

Manu: Sí, estaba abajo de la cama. Por cierto, lo haces bien, je.

Victoria: ¡Jimmy! ¡Te volviste completamente loco!

Jimmy: Escucha, Victoria, entiéndeme.

Victoria: ¡Nada de eso! Gastón y Paula se divertirán esta noche y tú no podrás evitarlo. [Se va y vuelve] Pero Manu no puede ir a la playa. [Se va.]

[Jimmy se da vuelta.]

Manu: [Con el traje de playa puesto, resaltando su trasero] Oye, ¿crees que esto resalta mucho mi trasero?

[Patio trasero. Gastón y sus amigos se esconden detrás de un árbol.]

Gastón: No podemos dejar que mi papá manche estos trajes.

Tom: Hay que ir a mi casa, por lo menos mi papá no está loco.

Gastón: Mi papá no está loco, solo quiere protegerme... Pero no voy a dejar que lo haga.

Tom: Nadie deja que sus padres lo protegan.

Luciano: Oigan, podemos escaparnos por aquí. [Salta por la cerca y cae al otro lado, donde un perro lo ataca. Grita] ¡Ahhhh! ¡Perro de ataque, perro de ataque!

Jimmy: [Los ve] ¡Ajá, ahí están! [Les dispara pero los chicos lo esquivan] ¡Ah! Esto es más frustante que cuando gritas que se te acabó el papel higiénico en el baño y nadie te contesta.

[Cortado: puerta del baño. Jimmy está adentro.]

Jimmy: ¡Ay, no! Se me acabó el papel, ¿por qué tenía que hacer ahora? Eh... ¡Oigan, se me acabó el papel higiénico! ¿Alguien puede alcanzarme un rollo? ¡Oigan! ¡Se que están ahí! ¿Por qué no me contestan?... ¡Necesito papel! [Gastón pasa por la puerta, se queda parado y se va] ¡Ey, conéstenme! ¡Necesito que me den un rollo de papel higiénico! ¡Vamos!

[Casa de los Refers: patio delantero. Un colectivo de viaje se estaciona en la puerta.]

Jimmy: [Se azoma por el costado] ¡Ay, no, se me acabó el tiempo!

[Los compañeros de Paula llegan.]</poem>

Paula: [Abre la puerta y Antonella y Carolina salen] ¡Llegó! ¡Por fin llegó! [Saluda a todos. Se da vuelta y ve a Jimmy. Le hace un gesto de ahorco.]

Victoria: [Sale] ¡Ja! ¡Gané!... Quiero decir, ganaste querida... ¡Y yo también! ¡Sí! ¡Paula se va de viaje y Jimmy no pudo detenerla! ¡Sí! ¡Vete a la [Tapado], Jimmy! ¡Sí!... [Todos se quedan callados y la miran] Eh... Diviértanse. [Entra.]

Jimmy: No puede ser. [Se arrodilla] Perdí... No. No perdí. San Martín pudo haberse rendido cuando se le cayó el caballo encima, pero siguió adelante.

[Cortado: campo. En la guerra, San Martín está sobre su caballo, se cae y el caballo se le cae encima.]

San Martín: ¡Oh! ¡Oh!... Creo que este... es el fin... No, no puede ser el fin. Si salgo de aquí, seguiré luchando.

Cabral: ¡San Martín! ¡Te ayudaré! [Saca a San Martín de abajo del caballo y se cae.]

San Martín: [Se levanta] Oh, gracias, Cabral. Te lo agradeceré por siempre. [Se va.]

Cabral: ¿Qué haces, tonto? ¡Levántame! [Es rodeado por enemigos.]

[Calle. Gastón sostiene un pedazo de carne y lo muestra al patio de una casa mientras Tom está al lado.]

Gastón: Vamos, perrito. Perrito lindo, agarra el bife. Agárralo. Descuida, es carne de verdad, no como la comida de perro de los comerciales.

Luciano: [En off] ¡Rápido, antes de que se coma mi pierna!

[El perro agarra el pedazo de carne y Luciano se arrastra hacia la vereda.]

Luciano: Ay, ay, estoy vivo. Y mi ropa no se ensució. Soy un genio.

Gastón: Bueno. Tom, tu casa es más segura, vamos para allá.

Tom: Espera, mira. [Señala al colectivo] Llegó el colectivo de tu hermana. Tu papá ahora estará más ocupado.

Gastón: Estupendo, vamos. [Él y Tom agarran a Luciano y lo llevan arrastrando.]

Luciano: Ay... ese perro me atacó.

Tom: Tranquilo, ya pasó.

[Casa de los Refers: patio delantero. Los chicos suben al colectivo, mientras Manu mira por la ventana.]

Manu: [Suspira] Cómo me gustaría mezclarme entre esa multitud e irme a Bariloche. Bueno, si no puedo ir a la nieve, bien puedo ir a la arena.

Victoria: Manu, sabes bien que no puedes ir a la playa si planeas hablar con personas. Si fueras como un gato, te dejaríamos, pero tú siempre quieres hacerlo del modo difícil.

Manu: Ay, Victoria, es que no tienes idea del deseo de hacerme conocido entre los humanos que tengo. Solo eso necesito para poder cumplir mi sueño de ser actor.

Victoria: ¿Por qué no puedes ser un actor entre los animales?

Manu: Lo intenté, pero no soy bueno actuando como animal, solo como humano.

Victoria: ¡Pero si los animales actúan como humanos entre ellos!

Manu: Sí, pero hay una muy pequeña diferencia en el... el estilo del habla. No puedo explicarlo, pero los humanos tienen ese toque especial al hablar que... Ay, es cierto, es igual, pero conozco a todas las personalidades animales, y ninguna humana, y hay muchas buenas, como Mariano Martínez y, en menor cantidad, Pancho Dotto.

Victoria: Lo siento, pero es así.

[Patio delantero: Jimmy entra al colectivo.]

Paula: [Agarra un micrófono y habla por él] Eh... atención todos. Escuchen, hola. [Grita y todos se callan] Gracias. Como saben, mi cumpleaños fue ayer y ya todos me saludaron, así que no hay necesidad de hacerlo otra vez, pero sí hay necesidad de divertirse aquí también. [Todos aplauden] Les pondré algo de música. [Agarra su celular, selecciona The Time (Dirty Bit), y lo pone en el micrófono. Se va a sentar.]

Jimmy: Ahora la única forma de que no se vayan es impedir que arranque este colectivo... [Se acerca al colectivero.] Hola, señor, soy el padre de la niña.

Colectivero: Ah, qué tal, señor, el colectivo está listo, cuando sean las cinco, saldremos.

Jimmy: Ah, qué bien. Escuche, hay, eh... alguna forma de que el colectivo no arranque, solo por curiosidad.

Colectivero: Bueno, eso sería que el motor se dañe.

Jimmy: Ah, gracias. [Baja, entra y sale con un destornillador. Va a la parte trasera del colectivo, en la tapa del motor] Hagamos un poco de daño por aquí.

[Paula se azoma por la ventana, ve a Jimmy y se da cuenta de lo que quiere hacer. Se acerca al colectivero.]

Paula: Eh, disculpe, ¿cree que podría arrancar el motor? Solo para calmarlos.

Colectivero: Seguro. [Enciende el motor.]

Jimmy: Veamos... [El motor arranca y el humo sale en su cara. Tose] No puedo dañar el motor ahora, el colectivo explotaría.

[Gastón, Luciano y Tom se acercan.]

Gastón: Saben, creo que deberíamos irnos al club ahora, en caso de que papá siga con su sabotaje como hace con Paula. [Entran.]

Colectivero: [Sube Victoria] Señora, son las cinco.

Victoria: Arranque, entonces. ¡Adiós a todos! [Se baja.]

Jimmy: ¡No! [Agarra una pistola de mostaza y sube al colectivo] Lo siento pero no puedo dejar que este colectivo arranque. [Le dispara al colectivero.]

Colectivero: ¡Ahhh! ¿Qué hace? ¡Me llenó la camisa de mostaza!

Victoria: [Tira a Jimmy afuera del colectivo] ¡Arranque, arranque! [Se baja y el colectivero avanza. Empieza a caminar con el colectivo] ¡Adiós, Paula, diviértete!

Paula: ¡Adiós, mamá! ¡Gracias por impedir que papá arruine esto! ¡No dejes que impida la salida de Gastón! ¡Adiós, papá! ¡Deja en paz a Gastón! ¡Adiós, Gastón! ¡Si una chica te parece linda acércate y no dejes que Tom te la robe!

[Gastón, Luciano y Tom salen en bicicletas.]

Gastón: ¡Adiós, Paula! ¡Gracias por el consejo!

Tom: Ya veremos si te robo a una chica o no.

Manu: [Se azoma por la ventana de arriba] ¡Adiós, Paula! ¡Recuerda que estamos en verano y Bariloche puede estar derretido!

Paula: ¡Adiós, Manu! ¡No creo que pase pero gracias por la advertencia!

Carolina: ¿Quién es Manu?

Paula: Eh... es mi primo. Está resfriado y no puede salir.

Victoria: Jimmy, no te vas a despedir de Paula.

Jimmy: No me voy a despedir porque ella no va a ningún lado.

[Gastón, Luciano y Tom se van en bicicleta en la misma dirección que el colectivo.]

Gastón: ¡Adiós, nos vamos al club!

Jimmy: ¡Ay, no! [Corre al auto.]

Victoria: ¡Jimmy! ¿Qué haces?

Jimmy: Proteger a nuestros hijos, eso es lo que hago.

Manu: [Abre la puerta del auto y saca a Jimmy] Aprendí a hacer eso en el GTA. [Cierra la puerta] ¡Iré a la playa y nadie me lo impedirá! [Ríe desquiciadamente, arranca y se va en la misma dirección que Gastón y el colectivo.]

Jimmy: ¡Todos se volvieron locos!

Victoria: [Entra en su auto y arranca] No, solo Manu y tú. Los seguiré hasta que sea seguro y luego alcanzaré a Manu en la playa. Pero antes de volver, pasaré por la peluquería para teñirme el pelo de un color castaño no-sexy. Esta vez sí que te pasaste, Jimmy. [Se va en la misma dirección que Manu, Gastón y el colectivo.]

Jimmy: Tal vez sí me pasé, pero llegué muy lejos y Victoria ya se teñirá el cabello de todos modos, así que, esto no ha terminado aún. [Se levanta y va al patio trasero de la casa de en frente. Ve una bicicleta y se sube en ella] Las cosas que hice hoy son cosas que no hice en años. [Se va persiguiendo a todos.]

[Calle: auto de Jimmy. Manu maneja escuchando Wet.]</poem>

Manu: Manejo un auto sin tener licensia de conducir, ni identificación, ni cédula, ni disfraz, ni nada.

[Un auto para en un semáforo y Manu para al lado. El hombre mira a Manu y él lo mira. Manu le guiña el ojo, avanza y el hombre luce confundido.]

Manu: [Se acerca a Gastón] ¡Gastón!

Gastón: [Ve a Manu y grita] Eh... chicos, adelántense, yo los alcanzo, tengo que ver que la bicicleta esté bien. [Luciano y Tom avanzan] ¿Estás loco?

Manu: No más que tu padre.

Gastón: Manu, tú... no puedes, no puedes conucir. ¿De dónde... aprendiste a manejar?

Manu: Del GTA. Ese juego es didáctico.

Gastón: ¡Alguien te va a ver!

Manu: ¿Quieres calmarte? [Esquiva una anciana] ¡Fíjate, anciana! Tengo todo controlado: llego a la playa y camino en dos patas haciendo las actividades que tengo planeadas pero sin hablar con nadie. [Esquiva un auto y le toca bocina] ¡Oye, déjame pasar, estúpido hijo de [Tapado. Tapado] ¿No ves que estoy pasando, [Tapado]? Lo ves, sé insultar como cualquiera. [Avanza.]

[Auto de Victoria. Victoria persigue a Manu y ve por el espejo retrovisor a Jimmy con la bicicleta.]

Victoria: Ese hombre no sabe cuándo rendirse. [Agarra su celular y llama.]

[Bicicleta de Jimmy. Jimmy pedalea y le suena su celular. Atiende.]

Jimmy: No puedo hablar, estoy en una bicicleta persiguiendo a mis hijos y mi gato para impedir que salgan a una diversión potencialmente peligrosa. ¿Quién es?

[Auto de Victoria.]

Victoria: Soy yo.

[Bicicleta de Jimmy.]

Jimmy: Oh, debí preguntar quién era primero. ¿Cómo estás, amor? Oye, ¿qué vas a cocinar hoy? Un plato de ravioles con salchichas estaría estupendo.

[Auto de Victoria.]

Victoria: Escucha, Jimmy. Te conozco muy bien. Sé que eres un hombre a veces correcto y a veces irresponsable, pero que cuando es correcto actúa muy patrioticamente y, sobretodo, protector, tanto como lo era yo cuando los chicos eran pequeños. Sé que los quieres proteger, y que no quieres admitir que te equivocas, pero tienes que entender que, al ser tus hijos, tienes que confiar en ellos, así como ellos... supongo que confían en tí. No puedes observarlos a escondidas ni prohibirles salir.

[Bicicleta de Jimmy.]

Jimmy: En la primera cita de Paula saliste atrás de ella y la espiaste todo el día detrás de un árbol.

[Auto de Victoria.]

Victoria: Ella tenía 13 años. Como sea, el punto es, que debes dejarlos tranquilos. Están creciendo y debes entender que tienen que cuidarse por sí mismos. Manu es otro tema, no dejaré que hable en frente de todos en la playa, pero, ¿entiendes lo que digo?

[Bicicleta de Jimmy.]

Jimmy: [Se queda en silencio, reflexionando] Tienes razón, Victoria. Tengo que... ¡Uy, interferencia! [Corta.]

[Auto de Victoria.]

Victoria: [Cuelga el teléfono y suspira] Bueno, sigamos con esto.

[Colectivo. Todos hablan y Paula mira por la ventana. Manu, en el auto, se acerca, la mira y la saluda. Ella luce sorprendida. Manu avanza y se acerca Gastón, señalando a Manu. Paula aciente. Gastón avanza y se acerca Victoria, señalando a Manu. Paula aciente. Victoria señala a Jimmy y avanza. Jimmy se acerca, la saluda, choca con un auto y se cae. Paula lo mira y pone cara de satisfacción.]
[Bicicleta de Gastón. Tom y Luciano se acercan por la otra calle.]

Tom: ¿Revisaste la bicicleta?

Gastón: Eh... sí. Está bien.

[Calle: Jimmy está tirado en la calle y se levanta. Ve que todos paran en un semáforo.] ¡Gracias, quien quiera que haya inventado los semáforos!</poem>
[Corre. Victoria abre la puerta de su auto y Jimmy choca. Victoria sale.]

Victoria: Hola, Jimmy.

[Corre al colectivo. Jimmy se levanta y corre al colectivo también.]

Colectivero: [Abre la puerta] Oigan, ¿qué hacen aquí?

[Victoria y Jimmy se pelean por entrar. Al final, Victoria entra y corre a hablar con Paula.]

Victoria: ¡Paula! No escuches a tu padre.

Jimmy: ¡Oh, sí, si me escuchará!

Paula: ¡Papá, déjame en paz!

Jimmy: No, escucha.

[Gastón entra al colectivo]

Gastón: Oigan, ¿qué pasa aquí?

Jimmy: Gastón, Paula. Quiero decirles, que ya no los voy a molestar. Entendí que estuve siendo muy sobreprotector, solo quería evitarles el peligro, no quería arruinarles la diversión. Pero ahora sé que pueden cuidarse por sí mismos. ¿Pueden perdonarme?

Gastón: Claro que sí, papá.

Paula: Seguro, papá.

[Los tres se abrazan. Todos hacen gestos de ternura. Manu está en el auto mirando todo.]

Manu: El viejo Jimmy ya entendió.

Jimmy: Pero no estaré seguro hasta que haya ciertos puntos. Primero, quiero que todos los días grabes un minuto de tu día en Bariloche con tu celular y subas los videos a Facebook para que los pueda ver.

Paula: ¿Quién te enseñó a usar Facebook?

Jimmy: Gastón.

Gastón: Lo sé, lo sé, no fue una buena idea enseñarle a mi papá sobre la tecnología.

[Cortado: casa de los refers. En el living, Gastón y Jimmy miran la computadora.]

Gastón: Ahora escribe en la barra de direcciones...

Jimmy: ¿Cuál es la barra de direcciones?

Gastón: Esa de arriba.

Jimmy: Yo solo conozco las barras de chocolate.

Gastón: Solo escribe "facebook.com."

Jimmy: [Busca en el teclado] Facebook.com... La "F" está en... Ah, aquí. [Escribe] Facebook.

Gastón: Dos "O."

Jimmy: Ah, sí, dos "O." [Escribe.]

Gastón: Muy bien, esta es la página principal. Ahí arriba está tu foto de perfil, la que puedes cambiar cuando quieras, ese es tu nombre de usuario, Jimmy Refer.

Jimmy: Sí, ¿cómo invito a alguien a ser mi amigo?

Gastón: Te diré eso luego. Ahora en este cuadro escribes tu estado.

Jimmy: ¿Mi estado?

Gastón: Sí, escribes lo que quieras, para que aparezca en tu muro y todos lo vean.

Jimmy: ¿Por qué voy a querer publicar que estoy en el baño?

Gastón: No, ese es el Twitter. Te explicaré el Twitter luego.

Jimmy: Espera, ¿cualquiera puede ver lo que escriba en mi muro?

Gastón: No cualquiera, solo tus amigos. Ahora, esta es una publicación mía, escribí "Hola." Si quieres puedes poner un comentario o, si te gusta, hacer clic en el botón "Me gusta."

Jimmy: Pero, ¿por qué pondría que me gusta un comentario que dice "Hola"?

Gastón: Por eso, si no te gusta, no haces nada.

Jimmy: ¿Qué son todos estos nombres?

Gastón: Son tus amigos.

Jimmy: ¿Ya tengo 8 amigos? ¿Cómo saben estas personas que yo tengo Facebook?

Gastón: ¡No, yo los agregé por tí! [Gruñe] Eres frustrante, papá.

Jimmy: Bueno, bueno, dejaré que tú me expliques.

Gastón: Gracias.

[Calle. Jimmy, Victoria y Gastón salen del colectivo. El colectivo avanza y Paula, Jimmy, Victoria, Gastón y Manu se saludan.]

Victoria: Hiciste lo correcto, Jimmy. Como recompenza, mi cabello seguirá rubio, y no tendrás de qué preocuparte por la disminución en la calidad de nuestras relaciones íntimas. Seguirán tan calientes como siempre.

Gastón: Así es como quiero que estén.

Manu: Bueno, Paula se divertirá en Bariloche, Gastón se divertirá en el Club Dance, Sing, Dance, tus relaciones maritales seguirán igual que siempre y yo me divertiré en la playa.

Jimmy: [Se pone en frente del auto de Manu] Oh, calro que no.

Manu: Jimmy, vivimos juntos desde hace dos años, sabes que soy capaz de atropellarte.

Jimmy: [Se aleja] Tienes razón.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar