FANDOM


[Escuela N°3 de Vegavilla: 2° año. Gastón, Tom y Luciano se tiran tizas, mientras la maestra escribe en el pizarrón. Se da vuelta y paran. Se da vuelta otra vez y siguen. Siguen así otras 2 veces. Gastón se ríe y le caen 5 tizas.]

Maestra Fernández: Chicos, ¿se están tirando tizas? Saben que el colegio vendió 2 computadoras para pagarlas. ¿Acaso quieren quedarse sin computadoras?

Tom: Preferimos no usarlas a usar las que tenemos.

[Sala de computación: un profesor y un técnico revisan una de las computadoras.]

Técnico: ¿Esta es una Mac? Me dijo que era moderna.

Profesor: Solo quiero que se vea a colores.

[Salón.]

Fernández: Bueno, Gastón, ¿quieres pedirle a Valeria que nos traiga la tele? Vamos a ver la segunda parte de "Revolución".

Gastón: ¿Qué?

Fernández: La película de San Martín que vimos ayer.

Gastón: Ah, sí, cuando me quedé dormido. Ya voy, maestra.

Fernández: Profesora.

Gastón: Sí, profe. [Sale y camina por el pasillo. En el camino ve el salón de 4° año. Adentro ve a Paula mandando mensajes de texto. Ella ve a Juan y sonríe.] Hora de divertirse. [Abre su mochila y saca una bombacha. Entra al salón.] Eh, disculpen, Paula, mamá me dijo que te diera esto. [Muestra la bombacha. Todos se ríen.]

Paula: ¡Tú...! [Ve a Juan] Eh... tú ven conmigo, hermanito. Profesora, ¿puedo salir un rato a hablar con mi hermanito querido de corazón?

Profesora: Seguro.

Paula: [Salen] ¡Date por muerto! [Le saca la bombacha.]

Gastón: ¿Qué? No es mi culpa que dejes tu habitación abierta dejando tus cajones a la vista.

Paula: Si pudiera, te ahorcaría. Oh, espera, sí puedo, cuando lleguemos a casa.

Gastón: Pero aquí no puedes, sé que Juan no te veería muy bien si le gritas a tu hermanito querido de corazón.

Paula: ...Tienes suerte de saber sobre los chicos que me gustan. [Camina al salón y ve a todos los chicos mirando por la ventana. Los chicos se van y Paula entra al salón.]

[Salón de 2° año. Gastón y Valeria entran con la televisión.]

Valeria: Aquí está la tele. Recuerda golpearla para que se vea a color.

Fernández: Sí, para que las cosas se vean a color aquí hay que golpearlas. [Empieza a golpear la tele.]

[Casa de los Refers: living. Victoria pasa la aspiradora y Manu tira migas de galletitas. Victoria pasa la aspiradora otra vez y Manu tira más migas. Repiten lo mismo otra vez. Entran Paula y Gastón.]

Paula: Si vuelves a hacer eso, tus pantalones quedarán en tu cabeza.

Gastón: Al menos tendré calzoncillos, son más cómodos que las bombachas... eso creo.

Paula: ¡Cállate! [Empiezan a pelear.]

Victoria: ¡Niños, niños! ¡Basta! Jimmy, ¿quieres hacer algo?

Jimmy: [Sentado en el sillón mirando la tele] Niños, dejen de pelear.

Victoria: [Sarcásticamente] Gracias, Jimmy. [Separa a los chicos.]

Manu: Victoria, los hermanos siempre pelean: Bart y Lisa Simpson, Chris y Meg Griffin, Steve y Hayley Smith, los hijos de Bill Cosby.

Victoria: ¿Cómo sabes de Bill Cosby?

Manu: Pasan repeticiones en FX.

Victoria: Chicos, ¿qué pasa ahora? La última vez que pelearon así vino la policía. Tuve que limpiar toda la casa antes de dejarlos pasar.

Manu: ¿Qué, dejaron sangre?

Victoria: No, pero estaba hecha un desastre.

Gastón: Solo me divertía un poco, ella exagera, cree que Juan nunca gustará de ella si pelea con su hermano.

Paula: Es cierto, a Juan le gustan las chicas divertidas, que tengan risa bonita, cabello largo y que no sean agresivas ni tengan actitudes tipo "'na", pero que tengan los mismo gustos que él. Yo tengo todas esas cualidades y estoy muy cerca de que se interese en mí, pero no va a pasar si Gastón me hace enojar así.

Manu: Hacer que un chico se fije en una chica parece un trabajo agotador de tiempo completo. Cuando crezcas puedes ser Cupido por internet o planeadora de bodas. En ninguna de las dos tienes tu pareja o boda propia, pero puedes obtener beneficios del novio.

Paula: Iré a mi habitación. No te acerques el resto de este día o lo pasarás atado en el jardín.

Manu: Si yo fuera tú, no pasaría por su habitación. Entraría por la ventana.

Gastón: ...Sí, lo haré. Oye, papá, ¿qué haces aquí? ¿No deberías estar en el trabajo?

Jimmy: Están fumigando mi oficina, al parecer traje cucarachas de aquí. Victoria, eso me recuerda, tenemos cucarachas. Llama al fumigador.

Victoria: No necesito un fumigador. [Pone su aspiradora al máximo.]

Manu: [A una cucaracha] Si yo fuera tú, huiría de esta casa.

[Habitación de Paula. Ella está sentada en su cama hablando por teléfono.]

Paula: No puedo creer lo que hizo, me avergonzó frente a todos... A Juan no le molesta, en tanto no le grite... Quiero desquitarme, pero creo que no está bien hacerle eso a mi hermano... Sí, tiene 14 años, pero no creo que madure pronto... Tal vez busque una forma de avergonzarlo, pero solo algo pequeño... Ah, tienes que lavarte el cabello, ¿te lavas el cabello todos los días?... Yo lo hago cada dos días... Bueno, adiós. [Cuelga] Ahora veamos qué encuentro en la habitación de Gastón.

[Va a la habitaciónde Gastón y lo espía desde la puerta. Gastón está hablando con Tom por videollamada en su computadora.]

Gastón: Tendrías que haberlo visto, cuando mostré su bombacha, todos se rieron.

Tom: Veo que te enseñé bien. Pero ahora tienes que estar atento, no sabes cuando tomará venganza. Así como la avergonzaste frente a todos sus compañeros, ella puede hacer lo mismo.

Gastón: Sí, y no quiero que haga eso ahora que trato de que Lucila no crea que soy un idiota. Hasta ahora está bien, pero no sé cuando pueda hacer algo tonto.

Tom: Conociéndote, podrías arruinarlo.

Gastón: [Aparece un pantalla que dice "LucianoElCapo24 quiere unirse al chat"] ¿Qué? Luciano quiere unirse. [Hace clic en "Aceptar"] ¿Qué quieres, Luciano?

Luciano: Hola, Gastón, vi que hablabas con Tom y quise unirme. ¿Qué cuentan?

Gastón: Luciano, ahora estamos ocupados, es una conversación privada.

Tom: Solo sácalo.

Gastón: Adiós. [Saca a Luciano del chat] Bueno, te iba diciendo que necesito llamar la atención de Lucila.

Tom: Te gusta mucho, ¿eh?

Gastón: Es la chica más hermosa del colegio, su rubio cabello se ve hermoso cuando lo vuela el viento; cuando sonríe, ilumina el salón y cuando la miro, siento algo que no siento cuando miro a otras chicas, no sé si porque es verdadero amor, o porque me doy cuenta que me está mirando también.

Tom: Muy poético.

Gastón: [Luciano solicita chat] ¿Otra vez? [Lo acepta] ¿Qué quieres ahora?

Luciano: ¡Deja de sacarme del chat! Quiero saber de que están hablando. [Por atrás pasa una panza:]

Gastón: ¿Qué es esa panza que pasó por atrás tuyo?

Luciano: Es mi papá, tiene calor y se sacó la camiseta. ¡Papá, deja de pasar por atrás mío!

Tom: ¿Quieres salir de aquí? Gastón, sácalo.

Gastón: [Lo saca] Bueno, creo que estoy más cerca de agradarle a Lucila, ya empieza a notarme. Ayer, cuando me burlé de la ropa de la maestra, se rió. Es una señal, ¿verdad? [Luciano solicita chat otra vez] ¡Ay, qué quiere ahora! [Lo acepta] ¡Luciano!

Tom: ¿Por qué lo sigues aceptando?

Gastón: Es una costumbre.

Luciano: ¿Puedo saber de qué están hablando?

Gastón: ¡No! [Entra Paula] ¡Paula!

Luciano: ¿Está Paula? ¡Hola, Paula, soy yo, Luciano!

Paula: Hola, Luciano. Hola, Tom.

Tom: Hola, Paula, ¿qué cuentas?

Paula: Nada, solo estoy aquí escuchándolos hablar sobre el amor de Gastón.

Gastón: ¡Paula!

Luciano: Así que de eso estaban hablando, yo creo que Lucila está interesada en tí, aquella vez que te burlaste de la ropa de la maestra se rió, y esa es una señal.

Manu: [Entra] Hola, chicos, ¿cómo están? Ay, humanos, solo diles que soy tu primo peludo.

Paula: No sabía que te gustaba alguien, Gastón. Seguro que quieres verte bien en frente de ella. Sería muy avergonzante que alguien entrara al salón a mostrar tus calzoncillos.

Gastón: ¡Tú...! No creo que te atrevas... En serio, no creo que te atrevas a tocar mis calzoncillos, solo yo y mamá los tocan.

Paula: Aunque tengas razón, encontraré algo que hará ver como un tonto frente a todos, incluyendo a Lucila, como lo hiciste conmigo y Juan.

Gastón: Solo lo hice para divertirme, todos lo olvidarán. Los de 4° año son más maduros, en 2° año se recuerdan cosas como esas por 2 años más.

Tom: Tiene razón, y no podríamos apollarte porque si no se reirían de nosotros también. Tendrías que arreglártelas solo, amigo.

Paula: Bueno, te avergonzaré frente a todos algún día. Tal vez no hoy, tal vez no mañana, pero algún día. [Se va.]

Manu: Saben, no sé por qué vine aquí, pero me alegra haberlo hecho.

[Habitación de Paula. Paula está mirando la tele y Gastón entra.]

Gastón: Hola.

Paula: Hola.

Gastón: ¿Qué estás viendo?

Paula: "La Dimensión Desconocida".

[Televisión: Universidad. Un hombre está parado en la entrada.]

Narrador: Lenny era un hombre normal con un sueño: convertirse en dibujante profesional. Pasó toda su vida preparándose para eso. [Lenny de pequeño dibujando en su casa.] Dibujaba y dibujaba sabiendo que iba a ser alguien grande. En su casa... [Dibujando en el parque] En el parque... [Dibujando en la escuela] Y en la escuela. [Su maestra lo agarra del brazo] Lenny creció y estaba listo para comenzar sus estudios en animación en la universidad. [Lenny en la universidad, dibujando.] Pero... [Lenny suelta el lápiz y grita de dolor] No todo le salió como quería.

Doctor: [En consultorio] Lo siento, Lenny, tienes artritis.

Lenny: ¡¿Artritis?! Oh, pasé toda mi vida dibujando para prepararme cuando crezca y resulta que todo ese esfuerzo derivó en esto. Ahora no podré dibujar como tanto quería. [La cámara se aleja acompañada por una música dramática al estilo de "La Dimensión Desconocida".]

[Habitación de Paula.]

Gastón: Vaya, que buen programa. Escucha... [Se sienta en la cama.]

Paula: No te sientes ahí.

Gastón: [Se para] Bueno, escucha, la verdad es que no quiero que hagas nada que me averguenze, así que... lo siento... ¡Si haces algo, haré algo peor que lo de la bombacha!

Paula: Mira, ninguno de los dos quiere quedar como tonto en el colegio, y las dos situaciones son por personas que nos gustan.

Gastón: Sí.

Paula: Y ambos sabemos que aunque digamos que no haremos nada, lo haremos igual, porque los dos queremos ganar.

Gastón: Es cierto, Manu, papá y la televisión me enseñaron a no darme por perdedor nunca.

Paula: Así que necesitamos encontrar algo con lo que podamos hacer las pases, un favor que uno le pueda al otro.

Gastón: ¿Cómo qué? Si quieres que te ayude con las materias, sería mejor no haber pedido mi ayuda.

Paula: Ya vi tu boletín. Estás remando, amigo, y estás muy lejos de la orilla. ¿Cómo pasaste de grado?

Gastón: No tengo idea. Ya dime, ¿cuál es tu idea?

Paula: Ya que tu me avergonzaste frente a Juan y yo amenazo con hacer lo mismo con Lucila, creo que los dos deberíamos ayudar al otro a conseguirse pareja.

Gastón: Estás diciendo que tú me ayudarías a conquistar a Lucila.

Paula: Sí.

Gastón: Y yo debo ayudarte a conquistar a Juan.

Paula: Sí.

Gastón: No lo haré. Es tonto, ninguno es Cupido y yo no sé cómo camuflarme entre chicos de 16 años.

Paula: Está bien, seguiremos peleándonos entre nosotros hasta que seamos viejos y cuando necesites un órgano, no te daré uno mío.

Gastón: Esa proyección es algo tétrica... Bueno, lo haré, averiguaré cómo hacer que le gustes a Juan. Y tú harás lo mismo con Lucila.

Paula: Este es el tipo de cosas que me gusta hacer contigo hermanito. [Se dan un apretón de manos.]

Manu: [Entra con una videocámara] ¿Qué? ¿Se arreglaron? Yo quería filmar una de sus peleas. La última fue un éxito: "Dos Hermanos Peleoneros", la pueden ver en YouTube, visto 448 veces, 301 "me gusta" en Facebook y 338 en YouTube. La secuela será la pelea que obviamente vendrá después de este arreglo: "Dos Hermanos Peleoneros 2: La Revancha", muy pronto, noviembre 2011.

[Escuela N° 3 de Vegavilla: entrada. Paula y Gastón caminan hacia la entrada.]

Paula: Ya sabes qué hacer.

Gastón: Sí, pero se me olvidó.

Paula: En el recreo hablaré con Lucila, le preguntaré cuáles son sus intreses, le diré que eres un buen chico y esas cosas, y tú harás lo mismo con Juan. Le dirás que soy genial, divertida y talentosa.

Gastón: Ya entendí, tengo que mentir.

[Salón de 2° año.]

Fernández: Y así... España hizo varias colonias... en América y... los indios eran esclavizados porque... el oro del cerro Potosí era algo que podía hacer ricos a los españoles.

Luciano: Eh... profe, ¿qué hace?

Fernández: No sé, solo espero a que toque el timbre. [Suena el timbre] ¡Ay, al fin! [Ella y todos lo alumnos salen.]

Gastón: [Ve a Lucila con amor y a Paula saliendo de su salón] Espero que esto sirva. [Ve a Juan y camina hacia él.]

Paula: [A Gastón] Comenzemos esto. [Va hacia Lucila] Hola, Lucila, ¿verdad?

Lucila: Sí. Oye, tú eres la hermana de Gastón, Paula.

Paula: Sí.

Lucila: Ay, contigo es con quien quería hablar.

Paula: Ah, ¿sí? Yo también quería hablar contigo.

Lucila: Escuha, ya que tú eres su hermana, quería preguntarte. Eh... alguna vez Gastón te ha... hablado de mí o mencionado.

Paula: De hecho, sí.

Lucila: Y, ¿qué te ha dicho sobre mí?

Paula: Bueno, él dice que tú eres una chica muy especial.

Lucila: ¿En serio? ¿En serio te dijo eso? Esto es... increíble. Nunca creí que él si quiera se interesara en mí.

Paula: Bueno, la verdad yo vine aquí para tratar de convencerte de que tú te intereses en Gastón, pero por lo que veo tú ya lo estás. ¿Acaso te gusta?

Lucila: Sí, pero no quería decírcelo hasta saber si yo le gustaba.

Paula: Pues sí le gustas. Dice que eres la chica más hermosa del colegio y que siempre sonríe cuando tú sonríes, tú sabes, esas cosas que los chicos dicen cuando intentan ser poéticos. Y, ¿qué te gusta de él?

Lucila: Jugábamos mucho cuando éramos pequeños, pero ahora ya casi no nos hablamos. Siempre me gustó su manera de ser, es tan divertido.

Paula: Bien. ¿Sabes? Yo creo que tendrías que ir a hablar con él, hacerlo confesar y comenzar a ser una pareja ahora mismo. Te lo digo como consejo de chica.

Lucila: ¡Ay, gracias, Paula! Cuando salgamos del colegio, hablaré con él. Adiós.

Paula: Adiós. [Lucila se va] Vaya, ¿quién lo diría? Una chica gusta de Gastón. Y la chica que Gastón quiere. Eso es algo raro considerando que él es un tonto. Pero, ¿qué importa? No tuve que hacer nada. Solo falta que Gastón hable con Juan y todo estará bien.

[Pasillo.]

Gastón: Eh... disculpa, ¿Juan?

Juan: Sí.

Gastón: Soy el hermano de Paula.

Juan: Ah, sí, te conozco. Tú le trajiste a Paula su bombacha ayer.

Gastón: Sí, de eso te quería hablar. Escucha, eso fue una broma mía, no se olvidó la bombacha ese día. Quiero decir, la traía puesta, porque... no es normal que una chica se olvide de ponerse ropa interior. Solo fue una broma y quería aclarar eso.

Juan: Bien... y, ¿por qué querías aclarar eso conmigo?

Gastón: ...Bueno... es que... pensé que debía aclararte esto a tí... porque pensaba que tú... sentías algo por ella... O sea, ya sabes, que te gustaba Paula. Pero no sé si eso es cierto, o sea, no sé cuál es tu tipo de chica, tal vez Paual no sea tu tipo de chica... ¡o tal vez sí! Bueno, sí lo es, porque, en realidad sé cuál es tu tipo de chica, Paula lo dijo... ¡No! Digo, creo saber cuál es tu tipo de chica y supongo que Paula podría serlo. Porque ella es una chica, eh... maravillosa, muy linda, divertida, tiene linda sonrisa, no tiene actitus tipo "'na" y le gustan las mismas cosas que tú.

Juan: Bueno, me gusta el surf y el buceo. También me gustaría que una chica se interesara en la cocina, porque me gusta cocinar también. Y los animales, casi no me interesaría en una chica si no tuviera mascota.

Gastón: ¿Ah, sí? Excelente. Ay, me tengo que ir, ya sabes, cosas de 2° año. Bueno, adiós. Recuerda, Paula es maravillosa y siempre lleva ropa interior. [Se va.]

[Lapso de tiempo: pasillo. Los chicos salen de las aulas. Gastón se encuentra con Paula.]

Gastón: ¿Y, y, y? ¿Cómo te fue? ¿Le dijiste que soy apuesto y que bailo y canto bien? ¿Y qué cosas le gustan a ella? ¿Perros, gatos, cavernícolas? ¡Dime!

Paula: Bueno, no me dijo mucho, solo que le pareces divertido y que siempre ha gustado de tí. Hablará contigo después de clases donde se declararán su amor y comenzarán a ser una pareja... [Gastón se queda callado] ¿Te dije mucho?

Gastón: [Grita] ¡No puedo creerlo! ¡Le gusto! ¡Quiere que seamos pareja!

Paula: ¡Lo sé, mi hermanito se consiguió una novia! Gracias a mi ayuda. Ahora te diré lo que harás: antes de hablarle, esperarás a que ella lo haga, luego le dices que sientes lo mismo y una vez que quede claro que serán una pareja, usualmente después de un abrazo, le dirás que la llamarás mañana. Y serás feliz. Ahora, ¿cómo te fue con Juan?

Gastón: Eh... bueno... genial, me fue genial, hablamos, le dije que lo de la bombacha era una broma y... bueno, eso.

Paula: ¿Y qué te dijo?

Gastón: Ya sabes, cosas que le gustan a él, y que a ti te gusta lo mismo.

Paula: ¿Qué? Tonto, tenías que decirle eso si era verdad.

Gastón: ¡Tú me dijiste que lo hiciera! Y yo lo hice.

Paula: Ay, ¿y qué le gusta?

Gastón: Le gusta el surf, el buceo, las chicas que cocinan y que tengan mascotas.

Paula: ¡Ay, no puede ser! Yo, yo no sé nada de surf, ni de buceo ni de cocina. Jamás en mi vida he visto Utilísima.

Gastón: Manu puede ser tu mascota.

Paula: ¡Eso no es suficiente! Tengo que ser perfecta, ¡perfecta!

Gastón: ¡Pues perdóname que no pudiera conseguirte novio como tú!

Paula: [Suspira] Tienes razón, lo siento, es difícil cuando se es un tonto. Ahora solo concéntrate en tu nuevo noviazgo.

Gastón: Ay, sí... te-tengo novia, o, o tendré novia. Como sea, Lucila e-está enamorada de, de mí. La chica que he amado desde que conozco me ama... a mí.

Paula: ¿Estás bien?

Gastón: Sí, sí, e-estoy bien. Yo, yo, yo solo iré de vuelta al salón. [Camina tambaleándose y se choca con un tacho de basura] ¿Me ayudas?

[Escuela: entrada. Suena el timbre de salida y todos los alumnos salen corriendo, algunos maestros tratando de pasar por el medio. El último en salir es Gastón, quien se queda parado en la entrada. Ve a Lucila parada en la vereda, sonríe y camina hacia ella.]

Gastón: Hola, Lucila.

Lucila: Ay, hola, Gastón. Escucha tenemos que hablar. Ven conmigo. [Lo lleva a un banco. Sentados en el banco] Te quería decir algo.

Gastón: Ah, ¿sí? Pues habla, yo te escucho. [Pensando] Mi corazón está latiendo muy fuerte, espero no sufrir un ataque cardíaco, moriría justo cuando se me declara mi amada, como esa película... bueno, no se cuál, pero seguro que hay una película en la que pasa eso. [Hablando] ¿Qué tienes que decirme?

Lucila: Mira, nos conocemos desde que éramos pequeños, y seguro que estás de acuerdo cuando te digo que nos divertimos juntos. Aunque ahora pasas mucho tiempo con Tom y Luciano, pero aún así, cuando estamos juntos, siento algo especial, algo que no siento con otro chico. Lo que quiero decirte es que...

Gastón: [Pensando] Este suspenso es pero que el de "Salven el Millón." [Hablando] Sí.

Lucila: Me gustas.

Gastón: ¿En serio te gusto?

Lucila: Sí, en serio.

Gastón: Bueno, Lucila, ahora que lo dijiste, también tengo algo que decirte... Ay, es que, tus palabras fueron tan hermosas que cualquier cosa que diga parecería muy mala. Lo diré sencillo: me gustas. [Los dos se abrazan.]

[La cámara se aleja mostrándolos abrazados en el banco. Manu aparece con traje de Cupido colgado de un árbol.]

Manu: Ay, qué bello es el amor. Me gustaría saber cómo terminé aquí, se puede hacer cualquier cosa en una noche de parrandas.

[Casa de los Refers: living. Manu está sentado en el sillón viendo la tele y Gastón entra corriendo.]

Gastón: ¡Manu! ¡Ahora Lucila y yo somos novios! ¡Fue genial! Te contaré cómo pasó.

Manu: Sé cómo pasó, Gastón, estaba colgado de un árbol vestido de Cupido viéndolos.

Gastón: Ah, qué bien. Este ha sido el mejor día de mi vida, mejor que el día en que Loli Espósito me dio su autógrafo.

[Cortado: los Teen Angels salen de un concierto mientras todos los fans gritan. Manu salta la barrera.]

Gastón: ¡Loli, Loli! Me llamo Gaston. [Le muestra un lápiz y un papel] ¿Me das tu autógrafo?

Loli: Seguro. [Le firma el papel] Adiós.

Gastón: ¡Gracias, Loli, gracias! [Un guardaespaldas lo agarra y lo pone en la multitud.]

[Casa.]

Manu: Vendí ese autógrafo en Mercado Libre.

Gastón: ¡No me importa! Nada puede hacerme enojar hoy. ¡Mami, mami, tengo novia!

[Entra Paula.]

Manu: Ese chico tiene mucho que aprender todavía.

Paula: Lo sé. Eh, Manu, ¿tu crees que puedas fingir que soy tu dueña favorita frente a Juan cuando venga a mi casa?

Manu: Seguro, Victoria ha estado bajando la atención en mí y dándosela a su hijo.

[Cocina.]

Gastón: Y dijo que sentía lo mismo por mí y luego nos abrazamos.

Victoria: ¡Ay, mi amor, es maravilloso! [Lo abraza] ¡Mi hijo tiene novia! [Llorando] Estoy tan orgullosa de tí, sabía que este día llegaría pero no tan rápido. Eh, escucha, cuando le digas a tu padre, ¿puedes no prestarle atención a los consejos que te de? No escuchen a consejos sobre chicas que te den los chicos, solo los que te den las chicas.

Gastón: Está bien.

[Habitación de Gastón. Gastón, Luciano y Tom están adentro.]

Tom: Estoy orgulloso de tí, Gastón.

Gastón: Gracias. Si alguna vez necesitan ganarse a una chica, les puedo dar consejos.

Tom: Yo no necesito consejos para ganarme a una chica, yo te dí consejos a tí. Y no tengo novias, solo salgo con chicas.

Luciano: Yo no hago ninguna de las dos.

Paula: Gastón, necesito que me ayudes.

Gastón: ¿Quieres ayuda con Juan? Nadie sabe más de chicos que Gastón... Momento, esa frase no se oyó muy bien.

Paula: ¡Cállate, estúpido! Tengo que transformar mi habitación y ciertas áreas de la casa para hacerle creer a Juan que estoy interesada en surf, buceo, comida y animales.

Gastón: Entonces sí quieres ayuda con Juan. Pues viniste con la persona indicada...

Paula: ¡Cierra la boca! ¡Tú me metiste en esto! ¡Por tu culpa Juan cree que me intereso en las mismas cosas que él! Y tengo que demostrarlo.

Luciano: Sé que la mayoría de los surfistas son de Hawaii, tienen cabello y pene largos y son musculosos, y que los busos tienen musculos y pene chicos para que les entre en el traje.

[Todos se quedan callados.]

Gastón: Bueno... ¿Qué quieres que haga?

Paula: Busca pósters e información acerca de surfistas, busos y cocineros famosos y sobre la Sociedad Protectora de Animales.

Manu: [En off] La Sociedad Protectora de Animales son un montón de gays que pierden dinero en comerciales para televisión y fotos de animales muertos. Los de Greenpeace son los buenos. Ay, digo... Miau.

Tom: ¿Quién era ese?

Gastón: Mi primo Manu. ¿Y por qué debería hacerlo?

Paula: Porque no sabes cuándo apareceré en tu salón mostrando la sección Gastón del álbum familiar. [Muestra el Álbum Familiar Refer y lo abre en la sección Gastón.]

Gastón: [Grita] ¡No! ¡No puedes!

Tom: Ay, mira eso, son todas tus fotos de bebé desnudo.

Luciano: Aquí tiene 4 años y está cantando arriba de la mesa.

[Tom y Luciano se ríen.]

Gastón: ¡Me gustaban las canciones de Barney!

Tom: Y aquí le están metiendo un tubo por el trasero.

Gastón: ¡No pude hacer popó por una semana!

Tom: ¿Por qué tienen fotos de eso?

Gastón: A mi mamá le gusta conservar los momentos únicos. [Le saca el libro] ¡Ja! Ahora lo esconderé y no podrás mostrárselo a nadie.

Paula: Escaneé todas las fotos y las puse en mi computadora, listas para ser enviadas por Twitter y Facebook a todos.

Gastón: ¡No!

Paula: Ahora ven conmigo. [Lo lleva del brazo.]

Tom: Adiós, tubo en el trasero.

[Tom y Luciano ríen y Gastón gruñe.]
[Habitación de Paula. Hay carteles que dicen "Liberen al tibet" y "Adopta mascotas, no las compres" y posters de buceo. Gastón coloca un cartel que dice "Sin los animales, ninguno de nosotros existiría." Manu coloca un cuadro de él mismo posando como la Mona Lisa.]

Gastón: ¿Qué es eso?

Manu: Se supone que Paula ama a los animales, tiene que tener un cuadro de su mascota. Lo hice yo mismo y lo considero una obra maestra.

Gastón: Se ve un poco tonto.

Manu: También los autorretratos de Van Gogh, y valen millones de dólares. Este cuadro tiene tanto secretos que me paso horas enteras tratando de desucbrirlos.

Gastón: Pero tú lo pintaste.

Manu: Estaba ebrio cuando lo pinté. [Agarra una lupa y mira el cuadro] ¡Ay, mira! Parece que hay trazos de un collar borrado.

Paula: [Entra corriendo con unos pósters] ¡Conseguí posters de Joe Aaron! [Despliega los pósters mostrando a Joe Aaron surfeando.]

Gastón: ¿Quién es Joe Aaron?

Paula: No tengo idea, pero en los pósters está surfeando... así que... debe ser un surfer, quiero decir, ¿por qué alguien posaría surfeando si no es un surfer? [Cuelga los pósters.]

Jimmy: [Entra] Eh, Jimmy, ¿podemos hablar un minuto?

Gastón: Claro, papá. [Se va.]

Manu: [Mirando el cuadro con una lupa] ¡Descubrí que hay otro cuadro pintado debajo! [Lo ilumina con una linterna y se ve un cuadro de Manu posando como El Grito] Estaba inspirado ese día.

[Habitación de Jimmy y Victoria. Jimmy y Gastón están sentados en la cama.]

Jimmy: Escucha, Gastón, quiero hablar contigo sobre tu nueva novia.

Gastón: Eh... Papá, mamá me dijo que no escuchara a tus consejos y creo que tiene razón.

Jimmy: Oh, por favor.

Gastón: Ella es una mujer y sabe lo que le gusta a las mujeres. No digo que me vayas a dar malos consejos...

Jimmy: No te voy a dar malos consejos...

Gastón: ...Pero tú y mamá van a empezar a decirme lo que tengo que hacer...

Jimmy: ...Te voy a dar buenos consejos.

Gastón: ...Y hasta ahora lo que me dijo me pareció bueno. Creo que con los consejos que me dio puedo llegar por lo menos a primera base.

Jimmy: Bueno, pero aún puedo darte consejos útiles que pueden ayudarte a mantener tu relación por por lo menos 5 meses más.

Gastón: Está bien.

Jimmy: Si quieres llegar a segunda o tercera base, yo no tengo ganas de meterme en en eso, la tele y Manu te pueden dar consejos sobre eso.

Gastón: No, no quiero llegar a segunda o tercera base todavía... aunque eso estaría genial.

Jimmy: Sí, bueno, escucha. He notado que estás empezando a tener pequeños bigotes.

Gastón: Son solo pelusas.

Jimmy: Sí, pueden ser pelusas ahora, pero crecerán hasta ser bigotes como los que solían tener Francella y Macri. Cuando eso pase, aféitate una vez por semana, porque a las adolescentes no les gusta besar bolas de pelos.

Manu: [Se azoma] ¿Me llamaron?

Jimmy: No, hablaba de bigotes.

Manu: Bueno. [Se va.]

Jimmy: Y cuando la beses, asegúrate de que no hayas comido nada que te de mal aliento. Si es así, evita el beso a cualquier costa, pero no lo hagas parecer como si no la quisieras besar, solo inventa cualquier cosa.

Gastón: Bueno, pero papá, esas cosas son obvias.

Jimmy: Sí, yo te lo recuerdo. Y, creo que ya no tengo ningún consejo más que sea importante, al menos hasta que haya indicios de segunda base.

Paula: [Se azoma] Gastón, mamá y yo te dijimos que no escucharas los consejos de papá, yo te enseñaré a besar luego, ahora ayúdame a buscar información sobre comida.

Jimmy: Oye, lo que le dije le servirá.

Paula: Los hombres son idiotas en el amor, solo consiguen mujeres porque somos nosotras las que los guiamos a mejorar.

Victoria: [Se azoma] ¡Poder femenino! [Choca los cinco con Paula.]

[Living. Paula mira la tele. Manu entra.]

Manu: ¿Estás viendo El Gourmet?

Paula: Tengo que saber lo más posible sobre cocina para impresionar a Juan.

[Televisor: cocina. Un cocinero habla a la audiencia.]

Cocinero: Para hacer esta maza, necesitan 4 huevos frescos sacados de su almacén de confianza o, aún mejor, de gallinas criadas por usted mismo... Ey, me están avisando que este es el episodio más visto de este programa, 1.0 puntos de rating. Gracias, espectadores.

[Living.]

Manu: ¿Quieres que te consiga una gallina?

Paula: No, tengo que cocinar un plato de ravioles caseros para mañana.

Manu: ¿Y por qué vas a empezar hoy?

Paula: Porque voy a tardar un día en prepararlos.

[Cocina. La cocina está llena de maza y Paula, sucia, está parada sin hacer nada. Manu entra y chupa la ricota que Paula tiene en la cara.]

Manu: Paula, sabes que como tu amigo tengo que mentirte, así que, esta es la comida más deliciosa que haya probado en mi vida.

[Paula le pega.]
[Patio delantero. Un hombre en moto de "Los Cuadraditos de Ricota" llega con cajas de ravioles. Paula sale y se acerca.]

Hombre: Son $20.

Paula: Toma. [Le da el dinero y el hombre le da los ravioles.]

Hombre: Oye, ¿estás cubierta de ricota? [Le saca algo de ricota y la chupa] ¡Ewww! Esta es la peor ricota que haya comido en mi vida.

[Paula lo empuja.]
[Cocina. Victoria está limpiando. Paula entra con los ravioles y los mete en la heladera.]

Victoria: Paula, ¿estás segura que no confundiste el pegamento con la maza?

Paula: ¡Sí, esoy segura!... Ay, perdón, mamá, pero estoy muy tensa. El estúpido de Gastón le dijo a Juan que me intereso en las mismas cosas que él cuando no tengo la mínima idea de lo que es un colador, una tabla de surf, un traje de buceo ni amar a los animales. Yo le conseguí una novia a gastón y él me consiguió problemas. Y para colmo, Juan y Lucila vendrán a cenar con nosotros. Tengo que ver cómo Juan cree que soy tonta y cómo Gastón disfruta su nuevo amor.

Victoria: Hija, no es necesario que tú y Juan se interesen en las mismas cosas para ser pareja. Tú papá ama el fútbol, y yo me esguincé un tendón tratando de patear una pelota. Pero míranos, estamos casados y felices. Claro, tengo que soportar las interminables horas de fútbol por FoxSports, ESPN, ESPN+, ESPNHD y FoxSportsHD que él mira por tele, pero al menos... Ay, ya no sé a qué voy con esto.

Manu: [Entra] Hola, ¿limpiaste el material tóxico que creó Paula?

Paula: Ay, qué bueno que estás aquí. Escucha, durante toda la cena, tines que acariciarme, ponerte de panza para que te rasque y hacer que me quieres.

Manu: Yo te quiero.

Paula: Sí, pero haz que se note.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar