FANDOM


[Casa de los Refer: habitación de Paula. Paula sostiene una foto de la familia.]

Paula: Bueno, supongo que debo tener una foto de mi familia en mi habitación.

[Agarra un martillo y un clavo. Empieza a clavar el clavo en la pared con el martillo.]
[Paneo: habitación de Gastón. Gastón está sentado en su cama leyendo y se escuchan los golpeteos. Una grieta aparece en la pared y esta se derrumba. Gastón se para y mira a Paula.]

Paula: ¿Muy profundo?

[Secuencia de apertura.]
[Centro de Actividades Comunitarias de Vegavilla - Convención de Animales Anual: Venga y humille sus mascotas gratuitamente. Un cartel dice "Competencia de Animales Domésticos - Para que el maltrato animal valga la pena." Adentro: Jimmy, Victoria y Manu (con ropa) caminan entre los montones de gente y exhibiciones.]

Manu: Quiero que quede claro que solo me anote en este concurso por el dinero. No me agrada exhibirme frente un montón de idiotas.

Victoria: Pero tú quieres ser actor y de eso se trata la actuación.

Manu: Sí, pero yo quiero actuar como humano. Siendo humano nadie se ríe de ti. Y si lo hacen, no te lo dicen.

[Exhibición "Salto de la Rana." Manu se acerca.]

Manu: ¡Uy, aplastar ranas! [Agarra un mazo y casi aplasta una rana]

Hombre: ¡No! El objetivo es darle a este trampolín para catapultar la rana a uno de estos postes.

Manu: Mhhh... ¿Cuáles son los premios?

Hombre: Si le das a todos los de alrededor, un sapo. Si le das al del medio, una rana.

Manu: ¡¿Vivos?!

Hombre: Sí... si no los aplasta.

Manu: Bueno, probemos. Si es un sapo, lo voy a llamar Pepe. Si es una rana, la voy a llamar René. [Agarra el mazo y le pega a el trampolín. La rana cae en un poste de los de alrededor.]

Hombre: ¡Ganaste un sapo! [Le da un sapo.]

Manu: Ay, Pepe, serás mi mascota. [Se lo guarda en el bolsillo.]

[Exhibición "Animales de granja." Jimmy se acerca a una mujer.]

Jimmy: ¿Se pueden ordeñar esas vacas?

Mujer: Claro.

Jimmy: ¡Genial!

Victoria: ¿Por qué quieres ordeñar una vaca?

Jimmy: Siempre quise desde niño. [Se sienta al lado de una vaca] OK, vaquita, vamos a sacarte la leche. [Empieza a tirar de las ubres de la vaca.]

Vaca: No puedo creer que los únicos que hayan tocado mis ubres hayan sido humanos.

Manu: [A Victoria] Esa vaca acaba de decir una frase sexual.

[Exhibición "Animales modelos." Una mujer habla ppor un micrófono.]

Mujer: Y ahora una perra usando un vestido original de Jorge Ibañez.

[Una perra camina por una pasarela usando un vestido.]

Victoria: No creo que Jorge Ibañez haya aprobado que usen uno de sus vestidos con un perro.

Manu: Miren eso, los humanos maltratan a los animales más que un físicoculturista a sus músculos.

[Cortado: vestidor. Un físicoculturista se mira en el espejo.]

Físicoculturista: Mhhh... Mejor pongo más esteroides en el puré.

[Convención.]
[Exhibición "Razas de Perro con el Doctor Romero." El Doctor Romero está hablando a una multitud entre unos perros.]

Romero: Cada raza de cada animal es especial y no hay que menospreciarla o excluirla como las tres razas humanas. [Se acerca a un pastor alemán] ¿No es así? ¿No es así, amiguito? Claro que sí, eres un buen chico.

[Todos los perros lo atacan. Manu salta encima y lo golpea con el codo.]

Manu: ¡Sí, al fin puedo golpear a este estúpido doctor!

[Entrada al Salón de Animales de la TV y el Cine.]

Manu: ¡Ay, miren! Un salón de Animales de la TV y el cine.

[Entran al Salón de Animales de la TV y el Cine. Caminan hacia la sección de Disney, donde pasan por muñecos de Mickey Mouse, Miney Mouse, Pluto, Goofy y Donald.]

Manu: Je, estos no son animales, son dibujos con forma de animales que se comportan de una manera extraña.

Victoria: Pues estos dibujos extraños se convirtieron en personajes muy populares.

Manu: Sí, Bob Esponja también se hizo popular y no es un animal, es una esponja. Un día trate de hablarle a una esponja, me enojé, la partí en dos y volvió a crecer.

[Cortado: fondo del mar. Manu está con un traje de buzo hablando con une esponja.]

Manu: Oye, ¿tú hablas?... ¿Haces algún sonido? Vamos, tienes que decir algo. ¿No te gustan las estrellas de mar? ¿Ni los calamares?... Ay, por favor, ¿no vas a decir alguna frase estúpida ni reír como un maníaco ni actuar de una manera gay o algo?... ¡Oye! [Gruñe] ¡Ya me artaste! [La corta por la mitad y en un segundo la esponja vuelve a crecer] Bueno, al menos sí haces algo que puede hacer Bob Esponja.

[Convención.]

Victoria: ¿Qué hacías buceando?

Manu: La verdad no me acuerdo.

[Jimmy mira una estatua de Lazzie.]

Jimmy: Cuando yo era pequeño tenía un perro igual a Lazzie llamado Lazo. Apagó un incendio y me salvó de un estante que casi se me caía encima. Mi papá se lo vendió a una televisora para que hagan una nueva versión de Lazzie que fue cancelada antes de salir al aire. Cuando me devolvieron a Lazo estaba viejo y con mal carácter producto de los químicos que le daban.

Manu: ¿Y todo eso te llevó a ser el amargado que eres ahora?

Jimmy: ...Parte de eso.

[Sección de Animales que son Divertidos aunque no Hablan. Victoria ve una estatua de Snoopy.]

Victoria: Ay, recuerdo a Snoopy. ¡Manu!

[Manu vuela el avión de Snoopy.]
[Manu mira una estatua de Garfield.]

Manu: Recuerdo que cuando era niño quería ser como Garfield. Comía pizza y lasaña, hasta que tuvieron que hacerme un lavado de estómago. ¿Trajiste pizza?

Victoria: No.

Manu: Odio los lunes.

Victoria: Hoy es sábado.

[Sección de Animales que Hablan. Manu pasea por el pasillo viendo las estatuas y apretando los botones que las hacen hablar.]

Mr. Ed: Hola, soy Mr. Ed. Los agentes tienen todo mi dinero.

Babe: Las arañas ya no me dan miedo.

Topo Gigio: A la camita, a la camita.

Larguirucho: ¡Jo, jo! ¡Habla más fuerte, que no te escucho!

Brian Griffin: Los humanos no entienden mi genio y Stewie casi me mata.

Oso Yogi: Hay que alcanzar esa canasta, Bubu.

Dumbo: ¡Estoy volando, estoy volando!

Jack: Ay, volví a romper algo, como siempre.

Guenter: Amo el dinero robado.

Jesica: Siempre tengo que arreglar lo que hacen Jack y Guenter.

Manu: Me gusta esta serie porque muestra a los animales como si tuvieran poder.

Parlante: [En off] Atención, por favor, todos los participantes del concurso de animales domésticos diríjanse a los vestidores. El concurso empezará en media hora.

Manu: ¡Ay, Dios mío! ¡Ya va a empezar! ¡Rápido, a los vestidores!

[Vestidores. Manu está adentro de un cambiador mientras Jimmy y Victoria esperan. Silencio.]

Jimmy: ¿Ya terminas Manu?

Manu: [En off] Ya casi termino.

[Silencio.]

Victoria: ...Así que... Jimmy, ¿no te parece que este es el momento perfecto para hablar de... cosas?

Jimmy: Sí, ¿sabes, Victoria? Me encantaría, pero Manu escucharía todo y, ya sabes, no queremos que sepa nuestras cosas personales.

Manu: [En off] Esa es una excusa muy mala, Jimmy, sé muchas cosas de ustedes, unas más no harán la diferencia.

Victoria: Jimmy, hace mucho que no hablamos solo nosotros dos. Siempre estamos con los niños o con Manu.

Jimmy: ¿Por qué tenemos que hablar? Llevamos 18 años de casados, ya no hay necesidad de decirnos cosas.

Victoria: 19.

Jimmy: Bueno, le erré por una.

Manu: [Sale del vestidor sin ropa] Estoy listo, ¿cómo me veo?

Victoria: Como un gato.

Manu: Esa es la idea. [Mueve su cola y la usa de látigo.]

[Lugar del concurso.]

Presentadora: [Por un micrófono] Hola a todos, bienvenidos al Concurso de Animales Domésticos de Vegavilla. [Silencio] Se supone que tienen que aplaudir. [Todos aplauden] Las mascotas harán sus espectáculos y una vez hayan finalizado todas, los jueces elegirán al ganador. Permítanme presentarles a los jueces. [Paneo de los jueces] El Señor... Eh... Tienen que aplaudirle a cada uno. El Señor Jorge Karaván, [Aplauden] la Señora Lucía Pérez, [Aplauden] y el Señor Juan Romero. [Golpeado y rajuñado. Aplauden] Muy bien, comencemos el concurso. La primera mascota es María, una caniche que viene a saltar entre aros.

[Entra un hombre con María. El escenario tiene aros y pedestales.]

Manu: Ya vengo, voy a... prepararme para mi parte. [Se va.]

[María empieza a saltar por los aros y pedestales y a bailar. Desde detrás del escenario, Manu, sosteniendo una pelota, la ve.]

Manu: Shakespeare una vez dijo que el verdadero ganador es el que hace trampa... No, esperen, el nunca dijo eso. Bueno, seguro hay gente que está de acuerdo. [Apunta la pelota] Lo siento, María, pero sabes cómo son las cosas entre los perros y los gatos: iguales que con los capitalistas y comunistas. Tal vez los perro sean los capitalistas, pero los gatos siempre tratan de derrotarlos como los comunistas. [Tira la pelota a uno de los aros y María se cae.] Ese dinero será mío.

[Concurso. El escenario tiene un laberinto y un conejo corre por adentro. Manu aparece por atrás y deja una zanahoria adentro del laberinto. El conejo va a buscarla.]
[Concurso. El escenario tiene una pista. Una tortuga con una banda en la cabeza se prepara para salir, pero Manu aparece por atrás y le apunta con un arma. La tortuga entra y camina despacio hasta la meta. El dueño luce sorprendido.]
[Concurso. La presentadora se acerca al estrado.]

Presentadora: [Por el micrófono.] Bueno, antes del último participante, escuchemos la palabra de los jueces. ¿Cómo han visto el concurso hasta ahora?

Doctor Romero: Bueno, hasta ahora, todos los participantes han sido un completo desastre.

Jimmy: Vaya, prefiero al jurado de Bailando por un Sueño.

[Cortado: estudio de ShowMatch. Una pareja termina de bailar. Tinelli está parado a un lado.]

Marcelo Tinelli: ¡Qué bueno! ¡Señoras y señores, vamos a escuchar al jurado! La señora Carmen Barbieri.

[Paneo del jurado.]

Carmen Barbieri: Buenas noches, chicos. Bueno, no tengo otra cosa que decir que me encantó. ¡Me encantó, chicos! Estuvieron sincronizados, entretenidos y mejoraron mucho desde su último baile. Aparte, el baile indio es muy difícil, pero lo hicieron, chicos. Este es mi puntaje. [Muestra la paleta de 20.]

Marcelo Tinelli: ¡10!

[La pareja se abraza.]

Moria Casán: Qué tal, chicos. Bueno, comparto lo mismo que dijo Carmen, me encantó, chicos. Mejoraron definitivamente, sí, mejoraron. Mi puntaje es secreto pero es muy bueno. [Muestra la paleta de ?.]

Flavio Mendoza: ¿Cómo están, chicos? Bueno, me encantó. Estuvo bueno. Aunque hubieron algunas cosas que corregir, como la forma en la que apoyaron sus pies en la segunda pirueta y la altura de los brazos en las demás piruetas, me pareció algo buenísimo. No es mi mejor puntaje, pero me parece que les va a gustar. [Muestra la paleta de 8.]

Marcelo Tinelli: ¡8!

[La pareja se abraza.]

Aníbal Pachano: Hola, chicos. Bueno, a mí lo que me pasó es que no fue nada nuevo. Estuvo vien, pero no me pareció algo distinto de lo que hayan hecho antes. Igual, estuvo bueno, chicos. [Muestra la paleta de 6.]

Marcelo Tinelli: ¡6!

[La pareja se abraza.]

Marcelo Polino: Buenas noches, participantes. A mí no me gustó. Es cierto que hicieron piruetas interesantes, pero, como dijo Pachano, no me pareció nada nuevo. Ustedes pueden hacer más, chicos. [Muestra la paleta de 3.]

Marcelo Tinelli: 3. Bueno, señores.

Aníbal Pachano: Ay, querido, sos un amargado. Smile, smile, querido.

[Concurso.]

Manu: Es mi turno.

Victoria: Suerte.

[Manu se sube a un pedestal.]

Presentadora: [Por el micrófono] Ahora, Manu, un gato que bailará al ritmo de The Time, por los Black Eyed Peas.

[Suena The Time y Manu empieza a bailar al ritmo de la canción.]

Jimmy: ¡Es muy bueno! Seguro va a ganar y ganaremos esos $10.000. Pero, ¿cómo sabes que no se robará el dinero en vez de compartirlo.?

Victoria: Lo guardaré en el hoyo donde guardamos las cosas valiosas.

Jimmy: Él ya sabe dónde está. La otra vez guardé una pulsera y el la empeñó por $50. ¡Me había costado $2500!

Victoria: No, lo cambié de lugar. Ahora está en el jardín, tapado con una roca.

Jimmy: ¡Qué ingenioso!

[Manu termina de bailar y todos aplauden.]

Doctor Romero: ¡El ganador es Manu!

Presentadora: ¿No lo va a consultar con el resto del jurado?

Doctor Romero: Todos estamos de acuerdo en que todas las demás mascotas apestaron. ¡Qué venga la familia!

[Jimmy y Victoria suben al escenario. Romero les da un trofeo. Manu lo acaricia.]

Jimmy: Gracias, gracias. Nosotros lo entrenamos, sí. Eh, ¿el dinero?

Doctor Romero: Se lo darán después, pase por la oficina de administración.

Manu: [Susurrando] ¡Jimmy, quiero el dinero, salgamos de aquí de una vez!

Jimmy: Eh, gracias, gracias. Diríamos un discurso pero no tenemos ganas.

Victoria: Lamento lo que le hicieron esos animales, Doctor Romero.

Doctor Romero: Ah, soy veterinario, estoy acostumbrado.

[Cortado: consultorio. El Doctor Romero acaricia un perrito.]

Doctor Romero: Qué lindo perrito. Qué lindo perrito.

[El perrito lo muerde en la nariz.]
[Casa de los Refer: patio delantero. Jimmy, Victoria y Manu llegan en el auto. Salen, Manu sostiene el trofeo.]

Manu: Este trofeo ocupará el estante que algún día será ocupado por un Oscar.

Victoria: O un Martín Fierro.

Manu: Victoria, ¿en serio crees que me voy a quedar en Argentina? Sí, claro.

[Entran y escuchan a Gastón y Paula pelando.]

Jimmy: ¿Qué es eso?

Victoria: Parece que Paula y Gastón se están peleando.

Jimmy: No, parece más como que Gastón y Paula se están peleando... Vamos.

[Suben las escaleras al pasillo.]

Manu: Sí, Jimmy tenía razón, Gastón y Paula se están peleando, no Paula y Gastón. Te estás quedando sorda, Victoria.

Jimmy: No sabemos en qué habitación están. Victoria y yo entraremos a la de Paula. Manu, tú entra en la de Gastón.

[Jimmy y Victoria entran en la habitación de Paula y Manu en la de Gastón. Paula y Gastón están peleando en el medio de las dos habitaciones.]

Manu: Están aquí.

[Sale y entra en la habitación de Paula.]

Manu: Jimmy, Victoria, están en la habitación de Gastón. Ah, no, están aquí... Ahhh... Saben, las dos habitaciones se ven... distintas... Ah, las pintaron.

Gastón: Mamá, papá, Paula tiró la pared que divide nuestras habitaciones.

Paula: Fue un accidente, quería colgar una foto y la pared se vino abajo.

Jimmy: Paula, te dije que no colgaras cosas en esa pared, la construí yo mismo cuando nació Gastón.

Paula: O sea que esta solía ser una sola habitación grande. [A Gastón] Si no hubieras nacido tendría más lugar para mis cosas.

Gastón: Como si tuvieras un montón de tesoros que guardar.

Victoria: Si hubieras llamado a un albañil esto no habría pasado.

Jimmy: Los albañiles son unos pillos.

Gastón: Necesitamos algo que divida las habitaciones. Aquí hago muchas cosas privadas.

Manu: Sí, sí que son privadas... [Gastón lo mira] Te espío por la ventana.

Gastón: ¡Manu!

Manu: Ay, Gastón, todavía puedes hacerlas en el baño. [Ríe] Esa es la clase de cosas que generalmente se hacen en el baño. [Ríe] Bueno, en cualquier lugar privado, como cualquier otro adolescente. [Ríe.]

Gastón: Como si tú no lo hicieras.

Manu: Yo lo hacía a los 14 años. Ahora no lo hago más porque no necesito hacerlo. Yo tengo la suerte de experimentar el de verdad. Claro que hay ciertas veces en que uno lo necesita, como una forma de conectarse con uno mismo.

Jimmy: Pues lo siento pero no voy a construir otra pared ni llamar a un albañil. Tendrán que aprender a esconder sus vergüenzas y vivir uno con el otro.

Paula: Papá, esto no es la universidad. Soy una niña adolescente, necesito mi espacio. Este chico me volverá loca.

Jimmy: Tendrás tu espacio cuando te vayas a la universidad.

Paula: Ah, o sea que no puedo tener privacidad mientras esté aquí.

Jimmy: Claro, vivirás bajo nuestras reglas hasta que cumplas 18 años.

Paula: ¡Eso no es justo! Tengo el mismo derecho de hacer lo que quiera tanto como tú y mamá.

Jimmy: Eso no es cierto, somos tus padres y nosotros elegimos lo que puedes hacer o no. Por ejemplo, no hacer ruido cuando estemos aquí, no ocupar mucho tiempo en el baño, no pintar las paredes sin permiso. Pero no solo con la casa. También tienes un límite de horario para las salidas y cuánto dinero puedes gastar cada semana.

Paula: ¡Esas son muchas reglas!

Jimmy: Es una pena.

Paula: Mamá, no pensarás que eso está bien.

Victoria: En realidad no es tan así, sí tienes algunas reglas. Tu padre solo las exageró porque quiso enfatizar la idea de que aún no eres mayor de edad.

Jimmy: Aunque no entendí lo que dijo, el punto es que mientras vivas bajo este techo, si es que no lo derrumbas también, convivirás con nuestras reglas hasta que tengas 18 años.

Gastón: ¿Esas reglas también se aplican a mí?

Jimmy: Sí, pero contigo no son tan exageradas porque aún no llegaste al punto de la revelación adolescente.

Gastón: Está bien.

Manu: Oigan, nadie me ha prestado atención en más de 1 minuto. ¡Gané el concurso! ¡Todos me amaron! Gane este lindo trofeo y también $10.000.

Paula: ¡Somos casi ricos!

Gastón: ¡Eso es genial! Imagina en qué podríamos gastar ese dinero. Tendríamos más lujo que cualquier otro vecino.

Victoria: Ay, sí, ansío ser la envidia del barrio.

Jimmy: Y yo ser la envidia de Goldberg.

Victoria: Sí, antes de que llegara Manu, habríamos gastado el dinero de inmediato, pero ahora hay que esconderlo.

Manu: Je, no confían en mí.

[Jimmy y Victoria se van.]

Gastón: Espero que estés contenta, ahora no podemos tener privacidad.

Paula: Vete a masturbar en el baño. [Se va.]

Gastón: ¿Cómo sabe que eso es lo privado que hago aquí?

Manu: Gastón, era obvio.

[Patio trasero. Victoria sostiene un cheque. Paula se acerca.]

Paula: Mamá, ¿no podemos usar parte del dinero para arreglar la pared?

Victoria: Ay, cariño, sabes cómo es tu padre, él derribaría la pared de nuevo solo para ser el ganador. Y tampoco dejaré que gastes el dinero en algo
tan tonto como eso. Yo tengo mis propios planes.

[Pensamiento: casa de los Refer. La casa es una mansión. En el living, Victoria está sentada en el sillón mientras varios robots hacen cosas por ella. Jimmy entra, musculoso, la agarra y saltan a una catarata que va por el jardín, lleno de flores. Victoria lo riega y más plantas crecen. Fin del pensamiento.]
[Patio trasero.]

Paula: Mamá, son solo $10.000, no un millón, papá nunca se haría una operación para aumentar sus músculos y vivimos en el 2011, no en una fantasía de Disney.

Victoria: Una mujer puede soñar.

Paula: Sí, pero la única forma de que una mujer pueda realizar sus sueños es no estar casada.

Victoria: ...Supongo que tienes razón. [Saca una roca, con un hoyo debajo.]

Paula: ¿Qué es eso?

Victoria: Aquí ponemos las cosas valiosas. Joyas, dinero, whisky para añejar...

Paula: [Agarra una hoja] ¿Qué es esto?

Victoria: Ah, eso es un proyecto con el que soñaba tu padre.

Paula: ¿El Orgasmonómetro?

Victoria: Es una máquina que intensifica los orgasmos... Trabajaba en ella durante la universidad.

Paula: ...¿A qué universidad iba papá?

Victoria: No importa. [Guarda el cheque en el hoyo.] Este cheque se queda aquí hasta que tengamos un buen uso de él.

[Suena la bocina del auto. Jimmy, Manu y Gastón están en el auto en la calle.]

Gastón: ¡Oigan, vamos a hacer una fiesta para celebrar que somos moderadamente ricos!

Victoria: ¡Uy, esta es la ocasión perfecta para presumir! ¿Vienes, Paula?

Paula: No, prefiero quedarme aquí.

Victoria: Está bien. [Corre al auto y entra.]

[Jimmy avanza y se detiene en la casa de Goldberg. Goldberg está regando el patio.]

Jimmy: ¡Oye, Goldberg, acabamos de ganar $10.000!

Goldberg: ¡¿Qué?!

Jimmy: ¡Eso es, envídiame! ¡Envídiame!

[Avanza.]
[Patio trasero. Paula mira la roca.]

Paula: Mhhh... Así que, tengo un cheque por $10.000 a mi alcance y un padre para desafiar. Me siento con poder. [Saca la roca y agarra el cheque.]

[Casa de Steve: living. El living está lleno de personas y hay un cartel que dice "Feliz $$$ Refers." Jimmy está parado con un micrófono.]

Jimmy: [Por el micrófono] Ehhh... Atención todos. Hola, hola. Hooooooooola... Wooooooooooow... Ehhhhhhhhhhh... Ahhhhhhhhhhhh... ¿Funciona?

Victoria: ¡Sí!

Jimmy: Bueno, escuchen todos. Gracias por venir a esta fiesta improvisada a último momento. Estamos aquí reunidos para celebrar que hoy nosotros, los Refer, yo soy el padre, ahí está la madre, el hijo y el espíritu santo, ganamos $10.000, lo que significa que somos casi ricos. Quiero agradecerle a Dios, y al Doctor Romero y a mi gato, Manu, quien no pudo venir aquí porque Steve es alérgico a los gatos.

Steve: Me sale sarpullido.

Jimmy: Eh, sí. Aunque, claro, nosotros fuimos los que lo entrenaron a hacer esos bailes al ritmo de los Black Y Pis.

Gastón:' Black Eyed Peas.

Jimmy: Esos. Pero, en representación de Manu, aquí está nuestro primo, quien también se llama Manu.

[Manu va al micrófono.]

Manu: [Por el micrófono] Gracias, gracias, yo soy el espíritu santo. No necesitan aplaudir.

Victoria: Nadie aplaude.

Manu: Bueno, Manu es un gato muy especial, un galán y un gran bailarín que se merece el respeto de todos. Su sueño siempre ha sido convertirse en actor y relacionarse con las personalidades más famosas del mundo, como Ben Stiller o Papá Pitufo.

[Gastón toca los platillos.]

Manu: Y claro, su familia lo va a tratar mejor de ahora en adelante por ser el responsable de que sean ricos. Por ejemplo, darle el %60 del dinero.

[Gastón toca los platillos.]

Manu: Como sea, les agradezco a todos por venir.

[Gastón toca los platillos.]

Manu: Manu está muy feliz.

[Gastón toca los platillos.]

Manu: ¡Somos ricos!

[Gastón toca los platillos.]

Manu: ¡Deja de hacer eso! Bueno, diviértanse y comencemos esta fiesta... [Silencio. Gastón toca los platillos] ¡Gastón!

[Living. Jimmy y Steve, sosteniendo copas de champagne, hablan.]

Jimmy: Muchas gracias por permitirnos hacer de tu casa un desastre, Steve.

Steve: Oye, para eso son los amigos, además me vas a pagar.

Jimmy: No te voy a pagar.

Steve: Ah, supongo que ya estoy borracho. Oye, ¿no vino Paula?

Jimmy: No, está molesta porque dice que no le doy libertad y que tengo muchas reglas.

Steve: ¿Sabes, Jimmy? Es normal que los adolescentes tengan límites, pero creo que tu estás exagerando. ¿Una determinada cantidad de dinero que puede gastar en la semana? Eso es demasiado. Pareces el corralito.

Jimmy: ¡Retráctate!

Steve: Ay, perdón, quise decir, pareces el corralito de dólares.

Jimmy: Así está mejor. Escucha, tal vez si tengo muchas reglas, pero es una manera de controlarla. Si no le pusiera límites, vendría todos los días a la 1:00 de la mañana, borracha y con un anillo de casamiento, como esa película... "Locura de Amor en Las Vegas."

Steve: Como quieras. Ehhh... ¿Trajiste una vaca contigo?

Jimmy: No.

Steve: Entonces sí estoy borracho. Y eso que solo es una pequeña fiesta para celebrar su nueva riqueza.

Jimmy: Ah, sí. Ya me imagino lo que podría hacer con ese dinero... Oye, veo que sí estás muy borracho, así que, voy a decirte un par de cosas malas que pienso sobre ti y que no vas a recordar.

Steve: Está bien.

Jimmy: Pienso que deberías bañarte más seguido porque hay veces que apestas y creo que tu ropa te hace ver como un afeminado y que a veces actúas como un afeminado.

Steve: ¡Púdrete! Me voy a recostar. No vomiten en el sillón grande, solo en el pequeño, y cierra la puerta cuando te vayas. [Sube las escaleras.]

[Pasillo. Manu habla con Gastón.]

Manu: Y por eso perderás tu virginidad este o el año siguiente, porque ahora tienes dinero.

Gastón: Bueno, es bueno saberlo.

[Entra Steve.]

Steve: Hola, chicos.

Manu y Gastón: Hola.

Steve: Me voy a dormir. [Abre la puerta su habitación.]

[Manu y Gastón miran la habitación. Está llena de cuadros y de piezas de rompecabezas.]

Gastón: ¿Y todos esos rompecabezas?

Steve: Ah, sí, me gusta armar rompecabezas, me relaja y me mantiene ocupado.

Manu: Todas las chicas que trajiste a tu habitación se fueron en cuanto vieron esos rompecabezas, ¿verdad?

Steve: Sí.

Manu: La próxima vez háganlo en el sillón.

Steve: Lo tendré en cuenta. Ay, me pica el trasero, como si tuviera sarpullido, pero no hay ningún gato cerca.

Manu: Prueba con talco de bebé.

Steve: Oigan, ¿no les interesaría llevarse un rompecabezas? Últimamente estuve muy ocupado y no creo tener tiempo de armarlo. [Les muestra la caja de un rompecabezas de 1500 piezas con la imagen de un lago congelado en un paisaje nevado con gente patinando.]

Gastón: Sí, ¿por qué no? Es mejor que hacer la tarea.

Manu: ¿Tú crees que pasaré mi tiempo armando un estúpido rompecabezas?

Gastón: Son 1500 piezas, creí que te gustaban los desafíos.

Manu: Ah, ¿crees que no puedo? Te lo mostraré. Estará completo para la semana que viene.

[Se van.]

Steve: Tontos. [Ríe malvadamente] Necesito una novia.

[Casa de los Refer: patio delantero. Jimmy, Victoria, Gastón y Manu llegan con el auto y salen. Goldberg está leyendo el diario en el patio delantero de su casa y Jimmy se acerca.]

Jimmy: Oye, Goldberg, ¿alguna vez tuviste la oportunidad de sostener un cheque de $10.000? Yo sí, hoy.

Goldberg: Escucha, Refer, ganaste mucho dinero, pero no es necesario que me lo restriegues en la cara.

Jimmy: ¿Prefieres que te lo restriegue en el trasero?

Goldberg: ¿Alguna vez escuchaste la frase "El dinero no compra felicidad"?

Jimmy: Sí, y es cierto, el dinero no compra felicidad, el dinero compra cosas que dan felicidad, como un home theater. Aunque todavía no se lo que es eso, pero lo compraré igual.

[Living. Todos entran.]

Victoria: Ay, me siento tan feliz. Ahora sé cómo se sienten los ganadores de los juegos de Susana.

[Cortado: estudio de Susana Giménez. Susana está en su escritorio.]

Susana Giménez: Bueno, ahora vamos a hacer la llamada por los $100.000. [Agarra el teléfono y marca] 4588-Mhhh-Mhhh-Mhhh-Mhhh. [Suena] Ahí está sonando... Por $100.000.

Marta: [En off, por el teléfono] Hola, Susana.

Susana: ¡Sí, hola! ¿Cómo te llamas?

Marta: Marta.

Susana: Marta, ¡te ganaste $100.000!

[Marta grita.]
[Living.]

Gastón: ¿Qué harán cuando empiecen a pedirnos dinero?

Jimmy: Les decimos que se vayan a la [Tapado.]

Manu: ¿Dónde está Paula?

Gastón: Debe estar colocando una cortina entre nuestras habitaciones.

Jimmy: Oigan, me siento mal por ella, perdió parte de su habitación, es natural que se enoje.

Gastón: Yo también perdí parte de mi habitación.

Jimmy: Sí, pero tu no te enojaste.

Victoria: Hay que hacerla sentir mejor, vamos a darle un abrazo de familia.

Manu: Me hacía falta un abrazo.

[Pasillo. Jimmy, Victoria, Gastón y Manu van a la puerta de la habitación de Paula.]

Jimmy: Me hacen subir las escaleras para un abrazo.

[Victoria abre la puerta.]

Victoria: Paula, volvimos, ¡ven por un abrazo! [Se sorprende y todos entran.]

[La habitación de Paula está vacía y sin las demás paredes.]

Jimmy: ¡Robaron la habitación de Paula!

Gastón: Eh... no, ahí está.

[La habitación entera de Paula está sobre el árbol del patio.]

Paula: [Abre la puerta] Ah, hola a todos, ¿les gusta las remodelaciones que les hice a mi habitación?

Manu: Me gustan, les da un toque europeo.

[Escena: habitación de Paula. Jimmy, Victoria, Manu y Gastón miran a Paula en la habitación del árbol.]

Victoria: Paula, ¿qué hiciste con tu habitación?

Paula: Bueno, la pinté, le cambié los marcos de la ventanas, cambié la puerta y también la moví de lugar y la puse sobre este árbol.

Manu: Era un poco obvio.

Jimmy: Pero, pero... ¿cómo... cómo hiciste esto?

Paula: Tú dijiste que mientras viva bajo el techo de la casa tenía que seguir tus reglas. Así que ahora me mudé afuera de la casa, por lo que puedo seguir mis propias reglas. Mientras ustedes festejaban su riqueza, yo llamé a unos contratistas para que movieran la habitación. Y, adivinen qué, ya no son ricos.

Jimmy: ¿De qué hablas? Oh, no, no, no, no me digas que...

Paula: Así es, les pagué con el dinero que ganaron. ¡Me gasté todo!

[Jimmy, Victoria, Gastón y Manu gritan.]

Manu: ¿Cómo pudiste? ¡Lo hiciste! [Se arrodilla] ¡Demente! ¡Lo lograste! ¡Finalmente lo hiciste!

Gastón:' ¡Con ese dinero iba a perder mi virginidad este o el año siguiente!

Manu: ¡Ya no podrás, Gastón! [Se abrazan y lloran] ¡Las chicas no quieren a los chicos sin dinero! ¡Ya no tienes nada que ofrecerles! ¡Eres un tonto!

Victoria: ¡Esos robots iban a hacerme la vida más fácil! ¡Ahora no tenemos nada! Somos solo una simple, normal y aburrida familia de clase media. ¡Y todo por tu culpa, Jimmy!

Jimmy: ¡¿Qué?! Paula se gastó el dinero.

Gastón: ¡Lo hizo para desafiarte! ¡Si no fueras tan estricto ella no habría hecho esto!

Jimmy: Paula, arruinaste los sueños de todos nosotros. ¡Especialmente los míos!

Paula: ¿Creen que yo no tenía sueños para realizar con ese dinero?... Al menos ahora tengo la oportunidad de hacer lo que yo quiera.

Jimmy: Oh, no. Tal vez vivas afuera de la casa pero sigues siendo mi hija.

Paula: ¡Púdrete!

Manu: Así que... al menos tu habitación tiene aire natural, Gastón.

[Living: Jimmy y Victoria están sentados en el sillón.]

Jimmy: No puedo creer que Paula haya hecho esto, con ese dinero iba a financiar mi Orgasmonómetro.

Victoria: Eh, sí. Escucha, Jimmy, quiero que sepas que todo esto fue tu culpa.

Jimmy: ¿Se supone que eso me anime?

Victoria: No, lo contrario. Yo arreglaría esto, pero Paula quiere que tú admitas que tienes muchas reglas.

Jimmy: ¿Para qué? Aunque Paula quiera revertir lo que hizo, ya no puede, los contratistas no devuelven el dinero, solo llegan, hacen lo que tienen que hacer, les das bebida y comida y cuando terminan te dicen cuanto te cuesta su trabajo, les pagas, se van y nunca vuelves a verlos. Solo los escuchas otra vez cuando los llamas después de media hora buscando su número de teléfono, para que te digan que están ocupados.

Victoria: ¿Sabes qué, Jimmy? En lo que a mí concierne, tú eres un egoísta que no quiere admitir que se equivoca. Solo te importan tú mismo, tus orgasmos y tu orgullo.

Jimmy: Oye, eso habría estado bueno para grabar. Je, je, je, es una frase peculiar y graciosa.

[Habitación de Gastón: Gastón está mirando la tele. Manu entra por la habitación de Paula.]

Manu: [Mira la habitación del árbol] Tengo unas ganas de disparar un lanzacohetes a esa casa del árbol, y lo haría si Paula no estuviera en ella.

Gastón: Yo lo haría con o sin Paula adentro, pero no tengo un lanzacohetes.

Manu: Tranquilo, algún día nos vengaremos de los humanos, los haremos pagar... Quiero decir, eh... Entiendes que tendré que matarte por haberte revelado mi plan secreto, ¿verdad?

Gastón: Si me matas, mamá no te alimentará.

Manu: Tienes razón. Como sea, ya sé cómo podemos dejar de pensar en el hecho de que ya no somos ricos. El rompecabezas. [Le muestra el rompecabezas.]

Gastón: Bueno, pero te lo advierto, nosotros dejamos de hacer rompecabezas como familia porque terminaba siempre igual.

[Cortado: living. El living está lleno de piezas de rompecabezas, Gastón está llorando, Paula y Victoria revolviendo entre las piezas y Jimmy, esposado, siendo reprimido por dos policías en la puerta.]

Jimmy: ¡Esperen, esperen! ¡Solo una pieza más! ¡Solo una pieza más!

[Habitación de Gastón.]

Manu: ¡Ay, qué bien! Tal vez apareceremos en un episodio de "Policías en Acción."

[Habitación del árbol: Paula está adentro.]

Paula: Por fin, soy libre de hacer lo que yo quiera, sin que nadie me ponga reglas. Sí, solo yo y Peter. [Mira un póster de Peter Lanzani] Algún día, Peter.

[Patio trasero: Jimmy y Victoria miran a la habitación del árbol.]

Jimmy: Creo que está hablando... hablando sobre un Peter.

Victoria: ¿Qué Peter?

Jimmy: No sé, podría ser Peter Lanzani o el Peter de Sin Codificar.

Victoria: Me parece que los dos tienen novia.

[De la puerta sale una escalera que baja hacia el piso.]

Jimmy: Espera, ¿qué, qué, qué es eso?

Victoria: Es una escalera. Vaya, por más pillos que sean, los contratistas hacen lo que sea.

[La escalera golpea a Jimmy. Paula baja.]

Paula: ¿Les gusta la escalera a control remoto? Por supuesto, al control lo guardo en mi corpiño, porque si alguien llega a tratar de sacármelo, lo golpeo.

Victoria: Paula, por favor, aprovecho esta oportunidad para convencerte de que vuelvas a la casa.

Paula: Mamá, lo hecho, hecho está. Lo dijo Shakespeare, o Robert de Niro. Voy a buscar comida para la fiesta que haré esta noche. [Entra a la casa.]

Victoria: [A Jimmy] ¿Estás bien?

Jimmy: ¿Anotaste la patente del camión?

[Habitación de Gastón: hay una mesa plegadiza en el medio y dos sillas. Gastón está sentado en una y Manu pone la caja del rompecabezas en la mesa y la tapa en la cama. Manu se sienta.]

Manu: OK, un paisaje nevado, me pregunto de qué película lo sacaron.

Gastón: ¿Empezamos por los bordes o por el medio?

Manu: Creo que hay que empezar uniendo piezas al azar para calentar y más tarde seguir con el resto.

Gastón: Está bien.

[Empiezan a sacar piezas.]

Gastón: ¡Ey, encontré una!... ¡Y esta también encaja!

Manu: Muy bien, encontraste las primeras piezas.

Gastón: ¡Uy, aquí hay más! ¡Sí, sí encajan!

Manu: Está bien, eres bueno.

Gastón: ¡Ey, estas dos también encajan! Aquí hay otra que encaja con esas dos. ¡Todas estas piezas encajan con las otras que encontré!

Manu: ¡Ey, espera! ¿Cómo, cómo, cómo, cómo es que encuentras tantas piezas? ¡Yo también quiero unir algunas! ¡Ninguna de estas coinciden!

Gastón: Supongo que es coincidencia.

Manu: No es coincidencia, estás haciendo trampa. Ninguna, ninguna de las que tengo yo encajan.

Gastón: Oye, ¿qué, estás celoso?

Manu: No, no estoy celoso. Solo me molesta que encuentres tatas piezas.

Gastón: Entonces estás celoso. Solo fíjate en el dibujo de la caja para ver si encuentras algunas. Oye, aquí hay más.

Manu: Eres un estúpido.

[Patio trasero. Un montón de adolescentes suben a la habitación del árbol. En la habitación, Paula los recibe.]

Paula: Hola, buenas tardes, gracias por venir, lo que rompen, lo pagan, no toquen mis cosas, el que lo haga será arrojado por la ventana. [Entran Antonella y Carolina] Hola, chicas. ¿Vieron si vino Juan?

Antonella: Sí, está por subir.

Paula: [Las corre] ¡Quítense! [Entra Juan] Hola, Juan. Ponte cómodo, toca lo que quieras, rompe lo que quieras.

Juan: Gracias por darme ese privilegio.

Paula: Sí, je, je. [Entra Jimmy vestido como rapero.]

Jimmy: Hola, hola, Paula, vengo a divertirme al estilo moderno, tu casa del árbol está genial.

[Paula lo empuja por las escaleras.]

Paula: Como digas.

Jimmy: [En off] ¿No te lo creíste?

Paula: No. [Saca el control remoto de las escaleras de su corpiño, lo presiona y las escaleras suben. Cierra la puerta.]

[Habitación de Gastón: Manu y Gastón, sentados, buscan piezas.]

Manu: Esto se está tornando algo complicado. [Agarra una pieza] ¿Qué es esta pus? ¿Una pareja patinando o haciendo el amor?

Gastón: [Ve la pieza] Me parece que están patinando.

Manu: Ah, porque vi una posición parecida en el Kamasutra. Creo que se llamaba... "Los Patinadores"... Una vez la usé... Sí, no recuerdo con quién, pero estoy seguro que la usé. Bueno... [Trata de encajar dos piezas. Empieza a golpearlas] ¡Malditas piezas!

Gastón: Manu, tienes que calmarte. Tómate tu tiempo. [Trata de encajar dos piezas y empieza a golpearlas] ¡[Tapado], esto es una porquería!

Manu: [Tira algunas piezas] ¡Ah, mi trabajo arruinado! [Las junta] Tengo que reunirlas. ¡No me pases llamadas!

[Noche: casa de los Refer. De la habitación del árbol salen luces y se escucha música. En la habitación de Jimmy y Victoria, Victoria está acostada y Jimmy se acuesta en la cama.]

Jimmy: Esto no puede ser posible.

Victoria: Lo sigo diciendo: es tu culpa.

Jimmy: Bueno, me rehúso a demostrar debilidad. No admitiré mi culpa hasta que Paula se dé cuenta ella misma que lo que hizo está mal.

Paula: [Desde la ventana de la habitación del árbol] ¡No lo haré!

Jimmy: Ah, me puede escuchar. [Se asoma por la ventana] ¡Oigan, bajen el volumen! [Le tiran una pasta en la cara y entra] Me parece que eso fue un no. ¿Qué tengo en la cara?

Victoria: Parece comida, pero... [Lo toca] Es pegajoso, no... no creo que sea comida.

Jimmy: ¿Es vómito?

Victoria: No, no es vómito.

Jimmy: Pruébalo.

Victoria: ¿Qué?

Jimmy: Pruébalo. Dijiste que no es vómito, pruébalo entonces.

Victoria: No, no lo voy a probar. No es vómito, pero tampoco es comida. ¿Sabes qué? Solo ve a lavarte la cara.

Jimmy: Está bien. [Va al baño.]

[Habitación de Gastón: Gastón y Manu están sentados armando el rompecabezas.]

Gastón: Es medianoche, ¿podemos ir a dormir?

Manu: ¡No! Tenemos que seguir, ya está casi completo, je, je, je, sí, ya casi completo. Mira, solo faltan varias piezas.

Gastón: Bueno... Oye, son muchas piezas blancas.

[Pensamiento: las piezas empiezan a volar y forman fragmentos blancos.]

Gastón: Son muchas piezas blancas, muchas piezas blancas. Es un paisaje nevado.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar